• +34 91 3143030
Logo

Noticias

Futbolistas de primera en la categoría de bronce: la vida de Sergio Albiol, Mikel Fernández y Txomin Barcina

Una categoría en la que la competitividad es superlativa, una competición de máxima exigencia en la que profesionales del fútbol desarrollan su carrera deportiva a cierta distancia de los focos mediáticos, pero que acoge a decenas de futbolistas de primera. La Segunda B, la categoría de bronce del fútbol nacional, cuenta con clubes históricos y con protagonistas que tienen mucho que enseñar a las nuevas generaciones.

Tres futbolistas que protagonizan la XXI de Sesiones AFE comentan su experiencia en la Segunda B, la categoría en la que han desarrollado toda su carrera deportiva. Se trata de Txomin Barcina, Sergio Albiol y Mikel Fernández, todos ellos con un expediente notable y que quieren seguir demostrando que están sobradamente preparados para rendir al máximo nivel.

Una etapa increíble

Txomin Barcina (Logroño, 16 de febrero de 1991) estuvo desde los 13 hasta los 23 años en la cantera de la Real Sociedad, “una espectacular experiencia, una increíble etapa”, dice, porque “me acogieron como uno más, tanto en lo deportivo como en lo extradeportivo. Nos trataban fenomenal en todos los aspectos. Todo futbolista tiene que vivir algo así. Me ayudaron como futbolista y en el aprendizaje personal, que es muy importante en la vida diaria de cada uno”. “Estar en la cantera de un club de Primera es una experiencia que merece la pena vivir”, añade.

Tras pasar por Huracán Valencia, CD Toledo, CE Sabadell, Jumilla y Calahorra, es todo un experto en la Segunda División B, “una categoría que se caracteriza sobre todo por la igualdad. Pienso que hay muy buenos jugadores y es muy difícil ganar fuera de casa. Todos los equipos compiten muy bien y, repito, la igualdad lo preside todo”.

Internacional

No duda al elegir sus mejores recuerdos como futbolista, “cuando debuté en categorías inferiores de la Selección Española, también cuando disputé los dos ‘play off’ de ascenso a Segunda División que viví en el Huracán Valencia y el CD Toledo”.

“Lo que queremos todos es encontrar equipo, un club en el que estar a gusto ejerciendo nuestro trabajo”, explica Txomin, por lo que recalca que “estar en estas Sesiones AFE es una muy buena oportunidad para que nos vean. Por otra parte, quiero destacar los medios que tenemos en el Pinatar Arena, que son muy buenos”.

Explica que “acabé contrato en Calahorra y busqué opciones en el extranjero, pero finalmente no salió nada que me ilusionara. Es duro estar sin equipo porque cualquier futbolista quiere competir, pero espero que salga todo bien en este mercado de invierno”.

“Me encantaría vivir una experiencia internacional”, reconoce el extremo, que para acabar tiene claro que “mi sueño por cumplir, mirando a corto y largo plazo, es dar el salto a la categoría profesional, que es lo que desea cualquier futbolista de Segunda B”.

Los sueños de un niño

“Defensa central contundente” al que le gusta “tratar bien el balón”, Mikel Fernández (Bilbao, 20 de enero de 1993) disfrutó a conciencia del fútbol en sus primeros años en las categorías inferiores de un histórico como el Athletic Club, llegando hasta el equipo filial.

“Para un chico de Bilbao, es un sueño estar desde niño en la cantera del Athletic. Es una ciudad en la que se respira fútbol y la verdad es que fue increíble todo, empezando por el trato que el club le dispensa al futbolista”, destaca el zaguero.

Es un experto de la Segunda B, tras pasar por Toledo, Lorca, Lleida, Ferrol, el filial del Osasuna y el Leioa, “una categoría en la que impera la igualdad, algo que se ve año tras año. A los equipos que parten como favoritos siempre les cuesta, pues fuera de casa hay campos muy complicados”.

Rozando el ascenso

Disputó dos ‘play off’ de ascenso a Segunda División A y guarda “un gran recuerdo del que disputé con el CD Toledo, cuando nos enfrentamos a Real Murcia y al Hércules. No fue posible materializar el ascenso, pero fue una experiencia muy bonita”.

“He rozado la Segunda A y sería bonito competir en una categoría profesional, al más alto nivel”, reconoce el defensa, subrayando que “a cualquier futbolista no le gusta estar sin equipo, es una situación difícil. Al estar aquí, en Sesiones AFE, tu nombre vuelve a sonar y es una buena oportunidad la que nos brinda el sindicato a todos nosotros”.

“Valoro el mercado internacional, aunque me daría igual fichar por uno u otro club. Con tal de jugar, donde sea”, dice Mikel para terminar.

Mucho contacto

Otro profesional con mayúsculas de la Segunda B es Sergio Albiol (Málaga, 11 de marzo de 1987). Criado en la cantera del Málaga, ha defendido un buen número de camisetas; Poli Ejido, Ceuta, Badajoz, La Roda, Jumilla, Ontinyent… “Una categoría semiprofesional, pero más fuerte de lo que se imagina la gente”, destaca.

Lateral derecho al que gusta “subir la banda y el contacto físico, lo que se lleva en nuestra categoría”, dice que “la Segunda A tal vez tenga algo más de calidad, pero la Segunda B es bastante dura, esa es la verdad”.

“Aparte del debut en Segunda División, cuando era jugador del equipo filial del Málaga, me quedo echando la vista atrás con las tres promociones de ascenso a Segunda que disputé, dos con el Lucena y una con el Poli Ejido. La verdad es que guardo recuerdos increíbles”, comenta el defensa andaluz.

Espina clavada

Sí reconoce que “me quedé a las puertas del ascenso y es una espina que tengo clavada. Es muy bonito porque la gente y la ciudad se vuelcan, y como futbolista te sientes muy importante, te sientes valorado. Te da un plus de energía importante y es una vivencia preciosa”.

No duda cuando se le pregunta por un sueño por cumplir: “Un ascenso a Segunda División A. Me he quedado a las puertas en tres oportunidades y a ver si a la cuarta va la vencida”.

Ahora trabajando a conciencia en la XXI edición de Sesiones AFE, “estoy abierto a todo. Salir al extranjero sería vivir una experiencia bonita, pero con 32 años me gustaría quedarme en España porque todavía creo que puedo aportar mi granito de arena a cualquier club. Me gustaría incorporarme a un club de Segunda B y seguir aportando lo que llevo dentro. A partir de ahí, se trata de dar continuidad a mi carrera futbolística”.

Y para acabar, sobre Sesiones AFE enfatiza que “son un espectáculo. Te sientes futbolista, te sientes profesional y te sirve para estar en el escaparate y poder competir con equipos top durante la concentración”.

Patrocinadores/Colaboradores