• +34 91 3143030
Logo

Noticias

Adrià Parra, Luis Acosta y Carlos Calderón: la meta es el fútbol profesional

Alcanzar la Primera o la Segunda División, ese el gran objetivo de cualquier futbolista español. El sueño es alcanzar esas metas, pelear por llegar a lo más alto. No todos lo consiguen. Son muchos los que se ponen como meta llegar o regresar al fútbol profesional. Es el caso de algún integrante de esta XXIII de Sesiones AFE,

Luis Acosta y Carlos Calderón han saboreado el fútbol profesional de la mano de Pepe Bordalás. El primero debutó con el Getafe en Segunda División, mientras que Calderón lo hizo en Primera. Hoy sueñan con regresar a la élite. Adrià Parra, por su parte, es todavía muy joven, pero quiere seguir escalando y alcanzar algún día la máxima categoría.

De la Primera Catalana a Segunda B
Adrià Parra es el futbolista más joven de la XXIII Edición de Sesiones AFE. El defensa central solo tiene 21 años. Sin embargo, es atrevido y no se arredra si tiene que asumir el mando y ser el líder de la línea defensiva. Entre sus virtudes destacan la salida de balón, la contundencia y la rapidez en el corte.

El futbolista creció en el Sant Andreu y firmó por el Llagostera en el último año de juveniles. Aquel año ganaron la ‘Mediterranean International Cup’ (MIC). Tras superar su etapa en juveniles, comenzó a jugar en la Primera Catalana. Desde entonces ha progresado y subido categorías. Jugó con el Igualada, en Tercera División, y en el mercado de invierno se marchó al Leioa, equipo de Segunda B.

Parra todavía puede aprovechar el cupo de fichas Sub 23 para tener más opciones de fichar por algún club y quiere aprovecharse de ello para ser contratado “por un Segunda B o un filial”. No quiere hacerlo a cualquier precio, “quiero un equipo con un buen proyecto, que yo me vea capacitado para tener minutos, no que solo me fichen por la ficha Sub 23”, aclara.

El futbolista no quiere cortar su progresión y busca un equipo que le dé confianza y minutos para crecer y poder seguir avanzando. “Pasito a pasito, he escalado desde la Primera Catalana a Segunda B y sigo mirando hacia arriba”, advierte.

Aprendizaje en Sesiones AFE
El central catalán se quedó sin equipo tras el parón por la Covid-19. Se ha inscrito en Sesiones AFE para competir y aprender de sus compañeros. Reconoce que se fija en Junior, Alberto Carbonell y Nico Delmonte para “estudiar sus conceptos”. Ellos le ayudan a “ser más listo que el delantero”.

Asegura haberse visto “muy bien” en los partidos de estas Sesiones AFE, sobre todo en el encuentro contra el Conquense. Tiene buenas sensaciones y espera un equipo para dar su mejor nivel. “Sé que donde vaya voy a demostrar mi valía y lucharé por encontrar mi sitio”, sentencia.

Internacional en categorías inferiores
Luis Acosta juega en el doble pivote del Equipo AFE. El futbolista se describe como “un jugador de corte defensivo” que entiende bien el juego y tiene buenos conocimientos tácticos. Es polivalente, puede jugar tanto en el centro del campo como en todas las posiciones de la defensa. Destaca por su salida de balón y por ser un jugador “agresivo y contundente” en el corte.

Las cualidades de Acosta no resaltan solo sobre el césped. El futbolista también gusta de asumir el rol de capitán en el vestuario y estar pendiente de sus compañeros para poder ayudarles y generar un mejor ambiente.

El Atlético de Madrid forma una parte importante en su carrera. El jugador entró siendo un niño en su cantera y llegó a ser internacional con la selección española. Jugó varios torneos con España y llegó a marcar un gol contra Holanda. “Vestir la camiseta de la selección y escuchar el himno antes de empezar un partidoson recuerdos bonitos”, afirma.

Una lesión cortó su progresión. Era cadete cuando tuvo su primera rotura de ligamentos. Dos años después volvió a romperse y no tuvo oportunidad de volver a vestir la elástica rojiblanca. No se rindió y fichó por el Olímpic de Xàtiva de Segunda B. Jugó 31 partidos y se marchó a la Pobla de Mafumet, equipo filial del Nàstic de Tarragona.

Estuvo un año con los tarraconenses y firmó posteriormente por el Getafe B. Pasó a jugar en Tercera División, pero merecía la pena porque sabía que tendría oportunidades con el primer equipo. Hizo la pretemporada con ellos y debutó como titular en Segunda División. “Si Bordalás me hubiese dado dos o tres partidos más, puede que hubiera cambiado mi trayectoria”, se cuestiona.

Salir al extranjero
Luis Acosta estuvo el verano pasado en Sesiones AFE. El futbolista fichó por el Atlético Albacete y aunque en invierno tuvo ofertas de Segunda B, decidió continuar con la esperanza de participar con el primer equipo. Este año ha realizado la pretemporada con ellos, pero finalmente no ha entrado en los planes de Lucas Alcaraz.

El futbolista vuelve a Sesiones AFE porque cree que es “una experiencia que da visibilidad, para recordar a los directores deportivos que estás libre y buscas un club en el que jugar”. En los partidos de estas sesiones ha rendido a buen nivel; cree que no solo él, sino que todo el combinado de AFE ha transmitido “buenas sensaciones”.

El objetivo de Acosta es encontrar un equipo de Segunda B para regresar a la categoría de bronce, aunque también está abierto a ofertas que le lleguen del extranjero. Quiere encontrar continuidad y “volver a disfrutar del fútbol”.

Experiencia en Primera División
Carlos Calderón se define como “un extremo puro, rápido y habilidoso que le gusta encarar al rival y jugar al espacio”. Ofrece, además, diferentes alternativas; le gusta jugar en la banda derecha para ganar línea de fondo y poner centros al área, pero también puede desbordar hacia dentro y sorprender al rival con pases interiores.

El de Almansa creció en la cantera del Levante. Pasó por el Mallorca y llegó al Getafe B. Fue en el club azulón donde alcanzó su plenitud futbolística. Destacó y llegó debutar en Primera Division Curiosamente, lo hizo contra los granotas. Jugó dos partidos más en la máxima categoría.

El extremo, al igual que Luis Acosta, tuvo su oportunidad en el Coliseum Alfonso Pérez de la mano de Pepe Bordalás. Agradece al técnico alicantino la confianza y haberle enseñado “a ser ordenado tácticamente, ir bien a la presión y cerrar líneas por dentro”.

Salió del Getafe y firmó por el Lugo, pero no tuvo suficientes minutos. Se marchó del Anxo Carro cedido al Inter de Madrid y una lesión frenó su continuidad. La temporada pasada se marchó de la escuadra lucense en el último momento y se quedó sin equipo, pero en invierno, tras pasar por Sesiones AFE, lo fichó el Tudelano. Allí volvió “a disfrutar en el campo” hasta que se suspendió la competición.

Recuperar sensaciones
Desde su marcha de Getafe, Calderón ha vivido dos temporadas no demasiado buenas. Por eso se volvió a inscribir en Sesiones AFE. “Siempre hay gente que te mira para reforzar sus equipos”, señala.

El objetivo del futbolista para la próxima temporada es “tener continuidad” y encontrar un equipo de Segunda B en el que “recuperar las sensaciones de Getafe”. No se quedará ahí, Calderón tiene muy claro que su meta es “volver a la élite y al fútbol profesional”.

Patrocinadores/Colaboradores