InicioMundo AFEManual del VAR: el fútbol entra en una nueva dimensión con el videoarbitraje

Manual del VAR: el fútbol entra en una nueva dimensión con el videoarbitraje

Manual del VAR: el fútbol entra en una nueva dimensión con el videoarbitraje

Después de ser utilizado en varias ligas europeas con luces y sombras, su uso en el Mundial fue todo un éxito. Ahora ha llegado a LaLiga Santander, donde jugadores, árbitros, clubes y aficionados tendrán que acostumbrarse a esta nueva realidad.

Con el VAR el fútbol se acerca a la perfección”. Así defendía Gianni Infantino, presidente de la FIFA, el pasado 3 de marzo el uso del videoarbitraje en el Mundial de Rusia 2018 ante los más escépticos. Seis meses después, las palabras del presidente de la FIFA se hicieron realidad: “Con el VAR se ha pasado del 95% de decisiones correctas de los árbitros al 99,2%. Las 17 decisiones que se cambiaron pasaron de 17 decisiones erróneas a 17 decisiones correctas”.

Números que convirtieron al VAR en el gran protagonista del último Mundial celebrado en Rusia este verano pasado. “La palabra es progreso. Es mejor que en el pasado. El VAR no ha cambiado el fútbol, lo ha hecho más limpio”, respondía el presidente de la FIFA, a lo que añadió que ha hecho al fútbol “más honesto y transparente y ha ayudado a que los árbitros adopten las decisiones correctas”. Es el objetivo principal con el que se ha instalado a partir de esta temporada en España. Un nuevo modo de vivir el fútbol que obliga a todos los estamentos que integran LaLiga Santander (por ahora solo estará presente en esta competición) a atender a este manual.

Jugadores

Empezamos por los grandes actores del juego, los futbolistas. Desde finales de la pasada campaña son muchos los clubes que han impartido clases a sus jugadores sobre el funcionamiento del VAR. Incluso la selección española lo hizo antes de iniciar el campeonato del mundo de Rusia.        

Destacado: La llegada del VAR  ya ha modificado la forma de defender las acciones a balón parado

El principal cambio para ellos es el tiempo de espera hasta que el árbitro toma una decisión sobre una jugada comprometida. Los jugadores han tenido que adaptarse a esta nueva situación en las jugadas más comprometidas. No obstante, el tiempo para tomar la decisión final por parte del árbitro no está siendo excesivamente alto, una media de dos minutos. En LaLiga, hasta ahora, ese tiempo de prolongación no ha sido tanto en los partidos donde ha actuado el VAR, aunque el objetivo es acortarlo, como destaca el estamento arbitral.

En el Mundial, el tiempo para comprobar una decisión alcanzó una media de tres minutos, salvo la decisión sobre el penalti en la final entre Croacia y Francia, donde el colegiado argentino Néstor Pitina demoró ese espacio de tiempo casi hasta los cinco minutos.

Para hacer frente a este nuevo elemento del juego es muy importante reforzar el trabajo mental de cada jugador y la preparación física, ya que el VAR también hará los partidos más largos. En el Mundial de Rusia muchos encuentros tuvieron más de cinco minutos de prolongación. Y hasta los octavos de final, el 20% de los goles se marcaron en esta franja de tiempo (conocida como zona Cesarini) se redujeron. Por lo tanto, será necesario potenciar la concentración en el juego durante más tiempo. Asimismo, los jugadores deben tener muy claros los supuestos en los que se utiliza el VAR para evitar confusiones o protestas innecesarias al árbitro. Son cuatro supuestos: en la decisión sobre los goles fantasma, la señalización de penaltis, tarjetas y la confusión de la identidad de un jugador cuando le amonesten o expulsen.

Otro aspecto que ha modificado el VAR es la forma de defender en las acciones a balón parado, donde el contacto con el rival se reduce al máximo. Un trabajo extra para los jugadores y entrenadores a la hora de preparar el apartado táctico de los partidos. Más vigilancia sobre la defensa llevó a otra consecuencia en Rusia: fue el Mundial con más goles en acciones a balón parado, con un total de 68 goles en 64 partidos, un 42% de media frente al 28,7% de Brasil 2014.

La pasada temporada en LaLiga Santander se marcaron 282 goles en acciones a balón parado en 1.024 partidos. Un porcentaje del 27,5%. ¿Y qué ocurrió en otras ligas que sí utilizaban el VAR antes del Mundial? El porcentaje respecto al Mundial sigue siendo menor: 30,2% en la Serie A italiana o 32,6% en la Bundesliga alemana. Además, los jugadores que disputen competición europea tendrán que realizar un doble esfuerzo, ya que la Champions League como la reciente Nations League de la UEFA no tendrán, por el momento, la tecnología VAR en sus partidos.

Árbitros

El estamento arbitral celebra la llegada del VAR. “El éxito ha sido evidente”, destacaba Velasco Carballo, exárbitro internacional y presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) de la Federación Española de Fútbol (RFEF), en una rueda de prensa para hacer balance de las tres primeras jornadas de LaLiga. Gran parte de ese éxito se basa en la participación de los árbitros. “Sin ellos sería imposible tener VAR”, recalcó Velasco Carballo. 

El presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) considera como principal aspecto lograr un juego más limpio: “El VAR ha influido en que hayan bajado las simulaciones, las protestas y las agresiones”. Datos que están en sintonía con lo que ocurrió en otras ligas que ya tuvieron esta tecnología el año pasado. En el fútbol italiano tras la introducción del VAR hubo “un 43% menos de simulaciones” y “un 30% menos de tarjetas por protestar”. En las tres primeras jornadas no ha habido ninguna expulsión por roja directa.           

A pesar del éxito, desde el Comité de Árbitros se muestran prudentes e insisten en que el VAR “es como un seguro de hogar. El objetivo es que intervenga lo menos posible”. “No es un árbitro, sino un asistente, ya que la primera y la última decisión será del colegiado. El VAR no puede revisarlo todo, porque entonces detendríamos el fútbol, y nos cargaríamos su esencia, que es que sea un deporte fluido. En situaciones menores el VAR no dice absolutamente nada”, reafirma Velasco Carballo.

Aficionados

Había muchas dudas sobre el uso del VAR entre los aficionados, sobre todo por algunas controvertidas experiencias en la Bundesliga y el Calcio italiano y el efecto que causó en la pasada Copa Confederaciones. Miedos que se esfumaron en el Mundial de Rusia, donde la acogida general fue espectacular. El VAR se integró como un elemento más del espectáculo, lo que en ocasiones generó una gran expectación. Ayudó también a que los aficionados pudieran ver en las pantallas de los diferentes estadios las acciones chequeadas por el VAR.    

Para saber si hay videoarbitraje o no, los aficionados tendrán que estar muy atentos a las señalizaciones de los árbitros. “Para ello, se ejecutan dos señales visibles: un dedo apuntando al oído, que significa que no se continúe el juego porque hay un chequeo de la jugada en progreso; y dibujar un televisor con las dos manos, que realizará al ir a revisar la jugada al monitor y volverá a hacer cuando regrese antes de anunciar la decisión tomada”, Velasco Carballo.      

El impacto que ha tenido el VAR entre la afición y en la grada está siendo positivo, salvo cuando interrumpe las celebraciones de algunos goles. Un aspecto emocional que sí está cambiando el fútbol y uno de sus momentos más especiales para los aficionados.

Clubes

Los clubes de LaLiga Santander ven con buenos ojos la llegada del VAR. En estas tres primeras jornadas, el consenso sobre su uso ha sido muy positivo. Todo ello después de un largo verano, en el que los equipos han estado preparándose para la llegada del VAR haciendo algunas pequeñas modificaciones en los estadios. Uno de los clubes con los que ha podido hablar ‘O11CE Metros’ es el Real Betis Balompié. “Hemos situado una cámara encima de cada larguero, alineada por un topógrafo con la línea de gol de cada portería. También se ha habilitado una zona para el árbitro para que pueda chequear la imagen del partido en directo, situada entre los dos banquillos y visible para todo el mundo que está en la grada”, explica un miembro del departamento de comunicación del club verdiblanco. 

Las imágenes para analizar la decisión arbitral del VAR son las producidas por la propia realización de televisión. Durante el partido, como se hizo en el Mundial con la sede en Moscú, la señal es enviada a la Sala de Video Operaciones (VOR), ubicada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde hay ochos salas operativas y están dirigidas por los llamados AVAR, todos los árbitros y árbitros asistentes de Primera División.

Donde no hay un consenso definitivo sobre el VAR es entre los entrenadores. La mayoría sí destaca que hace más justas las decisiones arbitrales, pero a algunos les cuesta adaptarse a las nuevas situaciones que se derivan de su uso, como los tiempos de espera. Velasco Carballo les ha pedido “comprensión. Hay que mejorar la comunicación entre el VAR y el árbitro principal, porque es nuevo para todos y hay mucho ruido ambiente y micrófonos abiertos que pueden llevar a errores”.

EL DECÁLOGO DE LA RFEF PARA LOS ÁRBITROS EN EL USO DEL VAR

1 El VAR solo se usará para corregir errores claros y manifiestos que pueden cambiar un partido (gol, penalti/no penalti, tarjeta roja directa y confusión de identidad), así como para incidentes graves que hayan pasado desapercibidos.

2 El VAR se rige por el siguiente enunciado: “Mínima interferencia, máximo beneficio”.

3 La decisión final siempre la tomará el árbitro principal.

4 Los árbitros asistentes de vídeo son árbitros que militan en la máxima categoría del fútbol nacional, y cuando actúan como miembros del VAR forman parte del equipo arbitral de ese partido –cualquier información que los VAR faciliten al árbitro se tratará de la misma forma que la recibida por un árbitro asistente, árbitro asistente adicional o el cuarto árbitro-.

5 La decisión original tomada por el árbitro no se cambiará a menos que la revisión del vídeo muestre que la decisión fue claramente y manifiestamente errónea.

6 Solo el árbitro puede iniciar una revisión; el VAR y los otros componentes del equipo arbitral son los únicos que pueden recomendar una revisión al árbitro, pero será siempre el colegiado quien tenga la última palabra.

7 No existe presión para agilizar una revisión: la precisión es más importante que la rapidez. El tiempo en la revisión se añadirá en el tiempo de prolongación y el juego no se reanudará hasta tener certeza sobre la decisión.

8 Jugadores y técnicos no deben rodear al árbitro o intentar influirle en el proceso de revisión o en la decisión final. Un jugador que use la “señal de revisión” será sancionado (tarjeta amarilla).

9 El árbitro indicará claramente el resultado de una revisión; tomará, cambiará o anulará la medida disciplinaria (si procede); y garantizará la correcta reanudación del juego.

10 Si el juego sigue tras un incidente en revisión, no se cancelará ninguna acción disciplinaria que se tome o sea necesaria tomar durante el periodo posterior al incidente, incluso si se cambia la decisión original (excepto una amonestación, una expulsión por detener un ataque prometedor o una ocasión manifiesta de gol).

Reportaje publicado en la revista ‘O11CE Metros’.

]]>

Compartir: