InicioFútbol FemeninoFIFPro y AFE aplauden las nuevas reglas sobre maternidad que protegen a las futbolistas

FIFPro y AFE aplauden las nuevas reglas sobre maternidad que protegen a las futbolistas

Selección femenina

FIFPro y AFE aplauden las nuevas reglas sobre maternidad que protegen a las futbolistas

Hace unos días, la Asociación de Futbolistas Españoles se hacía eco de una encuesta realizada por FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales) que denunciaba el negativo impacto que la pandemia provocada por la COVID-19 ha tenido en el fútbol profesional femenino. Un estudio que recabó datos de sindicatos nacionales de futbolistas en 62 países diferentes desde julio hasta el mes de octubre, entre los que se encontraba AFE.

Ahora, tanto AFE como FIFPro acogen con satisfacción la introducción de nuevas regulaciones de FIFA que protegen los derechos de las futbolistas profesionales que desean tener hijos durante su carrera deportiva. En este nuevo reglamento se contemplan unas condiciones mínimas que han acordado FIFA, FIFPro y otras partes interesadas, y que entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 2021.

AFE quiere recordar que en el Convenio Colectivo para las futbolistas de Primera División están contempladas diferentes cuestiones relacionadas con la maternidad, aportando en su momento nuestra asociación un exhaustivo protocolo al efecto.

Aspectos fundamentales
En este nuevo reglamento se contemplan, entre otros, los siguientes aspectos:

• Baja de maternidad obligatoria de un mínimo de catorce semanas, de las cuales al menos ocho deben ser justo después del nacimiento del niño/a.

• Durante la baja por maternidad, la futbolista percibirá al menos dos tercios del salario en caso de que la ley nacional o el convenio colectivo no establezcan un estándar más alto.

• Posibilidad de permanecer registrada con licencia federativa, y si de mutuo acuerdo no lo está, ser registrada al regresar a la actividad, incluso fuera del período de registro.

• La presunción de que un contrato rescindido por el club en este período se debe a baja por embarazo o maternidad. El club está obligado a demostrar que un despido no está relacionado con la maternidad; de lo contrario, se concederá a la futbolista una indemnización adicional igual a seis salarios, además de la cantidad restante del contrato.

• Libertad de la futbolista para decidir si continúa jugando o no, siempre que su salud, evaluada de forma independiente, se lo permita.

Presión
“Las futbolistas estaban presionando para conseguir estas mejoras y es bueno ver que FIFA escuchó su voz”, ha manifestado el secretario general de FIFPro, Jonas Baer-Hoffmann.

El año pasado, FIFPro instó a FIFA a adoptar medidas regulatorias para permitir a las jugadoras tener una familia sin correr el riesgo de perder su trabajo como profesionales.

Según el informe de empleo de FIFPro de 2017, solo el 2% de las jugadoras tenían hijos, mientras que el 47% dijo que dejarían pronto el fútbol para formar una familia, denunciando la falta de servicios de cuidado de niños como una razón importante para renunciar.

Para mejorar esta situación y desarrollar aún más el fútbol profesional femenino, FIFPro solicitó a FIFA que modificara su reglamento para impulsar beneficios y protecciones estandarizadas para las jugadoras.

“Este es un paso muy importante y esencial para el fútbol femenino, para las jugadoras y para el crecimiento sostenible del fútbol”, dijo Gabriela Garton, guardameta argentina y miembro del Global Player Council (Consejo Global de Futbolistas) de FIFPro. “Nosotras, como jugadoras, necesitamos este tipo de disposiciones y protecciones para que nadie tenga que elegir entre formar una familia y continuar su carrera futbolística, como algunas han tenido que hacer en el pasado”.

“Es un logro impactante y significativo para nuestro deporte”, ha manifestado Jodie Taylor, jugadora de Inglaterra y también miembro del Global Player Council. “Las futbolistas necesitan este tipo de regulaciones para garantizar que podamos continuar nuestras carreras con la confianza de que existen disposiciones adecuadas en caso de que decidamos tener hijos, lo cual es tranquilizador para nosotras, como jugadoras, y refleja lo que el juego profesional necesita para seguir creciendo. Con suerte, este es el comienzo de políticas aún más progresistas e inclusivas para nosotras”.

Normalización
“Esperamos que esta política revolucionaria ayude a normalizar la situación, para que las deportistas profesionales tengan hijos si así lo desean”, subraya Baer-Hoffmann. “Los futbolistas profesionales también son padres y, especialmente para las mujeres, ha habido demasiados obstáculos. Es esencial reconocer y proteger el derecho de ser padre en los reglamentos del mundo del fútbol”.

“Se trata de un primer paso, porque estas regulaciones representan un conjunto mínimo de protecciones. Continuaremos presionando, a nivel internacional y nacional, para impulsar políticas parentales más integrales y condiciones aún más favorables, como períodos de maternidad más largos y consideraciones para los padres en general, como se establece en nuestra Guía de políticas para padres”, destaca Baer-Hoffmann, añadiendo para acabar que “ninguna jugadora debería sufrir discriminación, y por supuesto no como resultado de un embarazo o por atender las necesidades humanas básicas de una madre y su hijo después de dar a luz”.

Compartir: