InicioDeportivoAlexander, fuerza y contundencia con sello alemán

Alexander, fuerza y contundencia con sello alemán

Alexander

Alexander, fuerza y contundencia con sello alemán

“Por primera vez no tenía equipo en verano al no concretarse alguna opción, así que pregunté a algún compañero que conoce Sesiones AFE, decidí apuntarme y tuve la suerte de ser elegido”. Alexander Rodríguez-Caso Schwarz (Sevilla, 10 de julio de 1996) está encantado de esta nueva experiencia que con seguridad le abrirá las puertas de algún equipo.

Tras empezar jugando en su barrio, el Sevilla le capta cuando está en categoría Alevín, club en el que permanece hasta Juvenil División de Honor. “Coincido con Carlos Fernández, Curro Sánchez, David Carmona… Futbolistas que han llegado a la élite. Supuso una ilusión tremenda porque soy sevillista. Fue un orgullo defender esa camiseta, me sentí muy feliz”, recuerda el futbolista.

Rumbo a Alemania

“La formación en un club de esa categoría es muy diferente en relación a otros”, señala Alexander, al que le surge una oportunidad única cuando le llama el histórico Eintracht de Frankfurt -su madre es alemana- para integrarlo en su equipo Sub-19.

“Estaba haciendo la pretemporada con el Sevilla C, de Tercera División, pero la decisión la tomé con rapidez”, explica el zaguero, que viaja hasta Alemania “y hago las pruebas durante una semana, todo me sale bien y al final me quedo en Alemania tres temporadas”.

Bajo el paraguas del Eintracht de Frankfurt, Alexánder pasa por clubes de la ‘Regionalliga’ de Alemania, equivalente a la Segunda B de España. Milita consecutivamente en TSV Steinbach, Waldhof Mannheim y Chemie Leipzig, una rica experiencia que le marcó. “Técnicamente hay buenos jugadores, pero por encima de todo es un fútbol muy físico; los futbolistas son rápidos y fuertes, todo se vive con mucha profesionalidad”, destaca.

Reconoce que “allí la vida es más triste, echaba de menos España y me salió la opción de fichar por el Alcorcón para jugar en su equipo filial. Como tengo familia en Madrid, me pareció bien la opción, haciendo la pretemporada en dos ocasiones con el primer equipo”.

Tras su etapa en el club alfarero, da un paso adelante al fichar por el Portugalete, en Segunda B, “una experiencia buena, pues me gustó mucho la vida en el norte”.

Vuelta a Madrid

El último club en el que ha militado, de vuelta a Madrid, es el C.D. Móstoles, “una temporada a nivel personal muy buena porque jugué 30 partidos y a buen nivel, pero con la espinita clavada por el desenlace final, al descender el equipo a Tercera RFEF, a pesar de que tras la primera vuelta estábamos en buena posición”.

“Me gusta jugar de central por la izquierda, pero muchos entrenadores me han utilizado de lateral y hasta de pivote”, explica al hablar de sus cualidades, añadiendo que “tengo buena salida de balón y sin balón soy contundente”.

Reconoce estar “muy contento por estar en Sesiones AFE, es de agradecer el trato que nos dispensa la asociación, con medios de fútbol profesional. La experiencia es muy positiva, sólo te preocupas de ponerte en forma para llegar en buenas condiciones a algún equipo. Es muy bonito todo, sobre todo por la gente que conoces, la vida cotidiana con todos los integrantes de la expedición”.

Ya por último, Alexander no descuida sus estudios y tras hacer un Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, el próximo curso apostará por Nutrición.

Compartir: