• +34 91 3143030
Logo

Noticias

La prodigiosa juventud de Miki, ‘Bicho’ y Adrià

El período de formación, fundamental para cualquier deportista de élite, sufre un fuerte acelerón en muchos casos cuando la calidad se manifiesta de manera contundente. Muchos futbolistas dan un giro inesperado a sus carreras siendo muy jóvenes porque su nivel es superior al del resto de sus compañeros, lo que implica que clubes más poderosos estén listos para incorporar a su disciplina a esos ‘niños prodigio’.

En esta XXI edición de Sesiones AFE, tres futbolistas han vivido esa experiencia. Futbolistas que a temprana edad despuntaron de manera especial, lo que provocó que sus carreras se desarrollarán a más revoluciones en relación a sus compañeros. Hablamos de Adrià Carmona, Javier Fernández Abruñedo y Miki Ruiz, que ahora disfrutan de unas Sesiones AFE que les servirá como trampolín para continuar demostrando su categoría en un nuevo club.

Un sueño cumplido

Atrás y olvidada quedó una época en la que diferentes problemas físicos cortaron su progresión. Con solo 23 años, Javier Fernández Abruñedo (Sada, La Coruña, 20 de febrero de 1996) mira hacia el futuro esperanzado e ilusionado, listo para mostrar esa calidad que le convirtió en su momento en uno de los talentos más pujantes del fútbol español. Formando en el Rayo Sadense, muy pronto se enroló en las filas del Deportivo, llegando a debutar con el primer equipo con tan solo 17 años a las órdenes de Fernando Vázquez.

Tal era su proyección, que el Barcelona le reclutó para formar parte de su segundo equipo. Al descender su filial a Tercera División, el mediapunta volvió a la disciplina del Deportivo, iniciando una etapa en la que pasó por el Leganés, el Compostela y el Racing de Ferrol, para regresar a casa e integrarse en la plantilla del Fabril, segundo equipo del Deportivo.

Apodado como ‘Bicho’, de un día para otro “pasaba de ser un jugador del equipo juvenil de primer año a la élite. Fue un sueño debutar con mi equipo desde pequeño, el equipo de mi ciudad”.

El 'padre' Marchena 

“Al ser tan joven estaba como en una nube, no era consciente de lo que suponía estar en la plantilla de un primer equipo”, destaca, recordando que en aquella etapa “me fijé mucho en Marchena a pesar de que no jugaba en mi posición. Me sacaba 18 años y era como un padre para mí, me ayudó mucho desde el principio”.

Futbolista que se considera “técnico, con una buena visión de juego y al que me gusta asociarme con mis compañeros”, jugó en la Selección Gallega en categorías inferiores, igual que defendió la roja de España en las categorías Sub 16, Sub 17 y Sub 19 gracias a su enorme talento.

Javier Fernández no dudó al apuntarse a Sesiones AFE “porque compañeros que conozco me hablaron muy bien de esta iniciativa. La verdad es que es mejor de lo que esperaba porque te tratan como en cualquier equipo profesional. Quiero sentirme futbolista otra vez tras seis meses parado, quiero volver a disfrutar del fútbol”.

Lejos de casa con 17 años

Los grandes clubes europeos llevan años intensificando cada día más su labor de ‘scouting’ a la búsqueda de jóvenes valores. Muchos futbolistas han salido de su área de confort para embarcarse en nuevas aventuras, como es el caso de Adrià Carmona (Igualada, Barcelona, 8 de febrero de 1992), cuando con 18 años dejaba el FC Barcelona para fichar por el Milan.

Una aventura en Italia que no transcurrió como esperaba, regresando a España a principios de 2013, militando consecutivamente en Real Zaragoza, Girona, Espanyol B, Albacete y Lugo. En septiembre de 2018 da un giro total a su carrera y ficha por el Delhi Dynamos (Odisha FC en la actualidad) de la Superliga de India. El catalán espera que estas Sesiones AFE le abran en breve las puertas para iniciar otra apasionante etapa profesional.

“Salir de casa tan joven fue la mejor decisión de mi vida. Lo hice con 17 años y habiendo solo visto una manera de jugar al fútbol, en el Barcelona, ir a Italia, donde es totalmente diferente, me costó. Pero viéndolo ahora con perspectiva fue una aventura muy enriquecedora”, comenta. “Lo volvería a hacer porque fue una experiencia increíble”, enfatiza Adrià. 

La gestión de la presión “la llevé bien porque salía del Barcelona para fichar por otro club tan importante como es el Milan. La verdad es que la adaptación fue sencilla porque el club me lo puso todo muy fácil y accesible. Fue todo genial”.

Compartió vestuario con grandes de la historia moderna del fútbol, porque tras “estar en el filial, pasé otro año en el primer equipo, por lo que coincidí con Ibrahimovic, Thiago Silva, Cassano, Gattuso… Es un vestuario grande y se aprende en todo momento”.

La honestidad del fútbol en la India

Tras regresar a España y jugar en diferentes equipos, “después de sufrir una lesión en una rodilla decidí probar una experiencia nueva en la India y la realidad es que me fue genial. Allí aprendí muchas cosas de una cultura totalmente diferente. Me llevé de allí muchas cosas, a pesar de que es un país totalmente diferente a España”.

“Mandan los resultados, pero en la India no vale ganar a cualquier precio, no está bien vista la pillería. Es diferente, es un fútbol más honesto”, recalca Carmona.

 Mediapunta que también se maneja con soltura por ambas bandas, reconoce que está “deseando volver al ruedo, por ello estoy en estas Sesiones AFE”. “Hablé con excompañeros que habían estado y tenía ganas de competir, pues desde el pasado mes de agosto estoy entrenando con el Hospitalet y quería disfrutar de esta experiencia, esperando que llegue una oferta”.

¿España o el extranjero? El jugador catalán reconoce, para terminar, que le da lo mismo, “mi prioridad es seguir disfrutando del fútbol donde sea. Estoy abierto a todo, esa es la realidad”.

Rumbo a La Masía con 12 años

“Soy rápido, ambicioso y con carácter dentro del campo. Me asocio bien con mis compañeros y tengo un buen golpeo de balón”. Así se define Miki Ruiz (Córdoba, 17 de febrero de 1994). Con solo 5 años, comenzó su aventura en el mundo del fútbol en el histórico Séneca de Córdoba. Su proyección es tan importante que con apenas 12 años hace las maletas para fichar por el Barcelona, donde estuvo tres temporadas. Su juego sigue brillando y el Real Madrid le capta para su cantera, jugando de blancos dos años, pasando también por la escuela del Valencia.

El cambio fue radical, al entrenar a diario con las mejores promesas del fútbol nacional en las canteras de los dos grandes del fútbol español. “Me llamó la atención la calidad de los compañeros en las canteras de Barcelona, Real Madrid y Valencia”, reconoce, pues “en Córdoba estaba más acostumbrado a ser protagonista, pero cuando llegas a esos clubes tan grandes, los más importantes del mundo, valoras mucho más las cosas. La competitividad que hay por hacerse con un sitio en el once es elevadísima, pues el nivel de los compañeros es superior”. “Como el 99% de los futbolistas, me fijaba mucho en Leo Messi, aunque también me gusta mucho David Silva”, indica.

Un trato exquisito

Tras un largo periplo por diferentes clubes, la pasada temporada vivió la cara amarga del fútbol en el Écija Balompié, donde los impagos dictaron sentencia, “y tras una mala experiencia, quiero competir de nuevo, recuperar la ilusión por el fútbol en algún club”.

Miki disfruta estos días de esta XXI edición de Sesiones AFE, “en las que el trato que recibimos los futbolistas es espectacular. AFE se porta de una manera exquisita con los futbolistas y es algo que se agradece muchísimo”.

Patrocinadores/Colaboradores