• +34 91 3143030
Logo

Noticias

Día grande, juega AFE: “Igual que un partido oficial”

Días de intenso trabajo para coger la forma, el necesario ritmo competitivo para estar a punto cuando aparezca un club y desde el primer momento rendir en óptimas condiciones. Es el objetivo de Sesiones AFE para futbolistas sin equipo. Días intensos en los que el equipo también se enfrenta a rivales de primer nivel para dar más solidez a esa puesta a punto.

Los partidos son los momentos que más esperan los futbolistas, días en los que se sienten realizados plenamente. Tras un tiempo alejados de la rutina diaria de un equipo, disfrutan a conciencia de esos encuentros en los que diferentes directores deportivos toman nota. Momentos cruciales para los que integran el equipo AFE y que viven como si fueran a disputar un partido oficial. Tres integrantes de esta edición comentan cómo viven esas jornadas que pueden determinar su destino. 

Ganas de disfrutar

Carlos Calderón (Almansa, Albacete, 14 de mayo de 1995) comenzó en las categorías del Levante y tras un paso por el filial del Mallorca, pasó al Getafe, club al que perteneció tres años y medio, llegando a debutar en Primera División, “uno de los clubes en los que “más a gusto he estado”, reconoce. Las dos últimas temporadas perteneció al Lugo, con una cesión al Internacional de Madrid.

El día que el equipo AFE juega, el extremo derecho reconoce que como sucede cuando está en un club, “es diferente, te levantas con esas ganas de disfrutar, de que te salgan las cosas bien… y ganar”.

“El que se quiere dedicar profesionalmente al fútbol debe descansar, alimentarse adecuadamente y darlo todo en el campo”, recalca el jugador, que cuando defiende la camiseta de AFE sigue las mismas pautas que cuando juega para un club, “evitando las bebidas azucaradas, los fritos, etc.”. “Siempre hago rutinas saludables para estar lo mejor preparado a la hora del partido”, resume.

La mejor liga del mundo

El balance de los partidos disputados por el equipo en esta XXI edición de Sesiones AFE, subraya Calderón, “es positivo a la vista de lo que hemos hecho, teniendo en cuenta que los futbolistas apenas nos conocemos de nada. Hemos jugado contra equipos importantes como dos de la Primera de Bélgica, uno de la Superliga de China, otro ante un equipo de la segunda categoría de Francia... Son equipos muy rodados, que están a mitad de temporada, y ninguno nos ha pintado la cara. Incluso, en algunos momentos hemos sido superiores y eso es un logro para nosotros”.

Carlos llegó a la cúspide del fútbol nacional, “aunque en Primera no llegué a disputar muchos partidos, pero disfruté de la élite mundial, de jugar la mejor liga del mundo. La Segunda es más física y los equipos están muy bien preparados tácticamente, mientras que en Segunda B cualquier equipo te gana y te pinta la cara. Mientras, en la Tercera se nota un pequeño salto, pero siempre hay equipos bien preparados y fuertes”.

El atacante espera engancharse “pronto a algún club, o de Segunda B o del extranjero, con el objetivo de volver a disfrutar del fútbol, de la rutina diaria, de los entrenamientos, de los partidos… En una palabra, el objetivo es volver a sentirme futbolista”.

Perfecta organización

Completo lateral izquierdo al que le gusta “atacar y defender”, Víctor Manuel Arribas (San Clemente, Cuenca, 29 de junio de 1996) estuvo nueve años en la cantera del Albacete hasta aterrizar en el equipo filial. Tras jugar en Guadalajara, Puertollano y Formentera, disfruta de unas Sesiones AFE en las que “todo está muy bien organizado, también cuando toca afrontar un partido como en el trabajo diario en el gimnasio y en el campo de fútbol”.

Dice que “un partido de Sesiones AFE se afronta con muchas ganas porque llevamos mucho tiempo sin competir y al final tenemos los mismos hábitos que cuando estamos en competición, descansando mucho, hidratándonos mucho y con un menú equilibrado”, como sucede cuando se afronta un encuentro de competición oficial.

Antes de afrontar un partido, explica Víctor que “el entrenador nos deja claro antes que lo disfrutemos y que lo aprovechemos para encontrar equipo cuanto antes”. “Después de tanto tiempo sin competir, y teniendo en cuenta que han sido rivales fuertes, creo que hemos estado a la altura en todo momento. Hemos dado la mejor versión de cada uno”, afirma para poner en valor el gran trabajo realizado por el colectivo.

“Estamos en Sesiones AFE para encontrar un equipo porque lo que queremos es seguir disfrutando del fútbol”, dice para acabar el zaguero.

Los clásicos nervios

Otro lateral zurdo, Javier Cantero (Granada, 22 de enero de 1988), atesora un amplio historial. Se define como un defensa “aguerrido, fuerte defensivamente, voy bien al cruce, voy bien de cabeza y no me cuesta incorporarme al ataque”, y su expediente deja claro que se trata de un futbolista de nivel.

Su currículum, “por suerte, es extenso”, destaca el lateral. Salió de su Granada natal muy joven para recalar en la escuela del Espanyol y a los 21 años se enroló en la cantera del Atlético de Madrid B. A los 24 se marchó a Oviedo y consecutivamente jugó en el Enosis Neón de la Primera División de Chipre, el Mirandés, el Recreativo, el Burgos y el Ebro.

A pesar de ser partidos amistosos, reconoce que horas antes “te entran los nervios, igual que cuando estás en un equipo, y son sensaciones que siempre gusta tener”. Para afrontarlo de la mejor manera posible, “me gusta descansar, comer a la hora adecuada y concentrarme a conciencia antes de jugarlo, rutinas que siempre me han ido bien”.

Recalca que, con el paso de tiempo, “he descubierto la importancia que tiene el descanso, supone un tanto por ciento muy importante de la preparación de un futbolista, igual que una buena alimentación”.

Máxima exigencia

Trata de evadirse como puede antes de jugar, repitiendo siempre las mismas rutinas con el fin de potenciar la concentración, “hablando con mis amigos, mi mujer, escuchando música... Me gustar estar un poco solo en el vestuario, concentrado y enfocado en lo que debo hacer en el campo”.

En estas Sesiones AFE ha disfrutado de los partidos, “ante rivales de alto nivel, de primera magnitud internacional y mundial. Nos medimos a buenos futbolistas y la exigencia es máxima”.

Javi Cantero suma muchas y positivas vivencias, pero se queda con la medalla de “campeón de Europa con la Selección Española Sub 19. Tengo muy buenos recuerdos de muchos sitios, pero me quedo con eso. Sabía que ese logro no lo olvidaría nunca”.

Por último, también recuerda con especial cariño su paso por el fútbol de Chipre: “Allí viví una muy buena experiencia en la primera categoría, tanto a nivel personal como futbolístico. Me ayudó mucho esa aventura. Había estado muchos años fuera de casa, pero nunca lejos de España. Descubrí una liga competitiva, que tiene mucho seguimiento, un país que vivía mucho el fútbol y te hace sentir futbolista de primer nivel”.

Patrocinadores/Colaboradores