InicioMundo AFEMariano Sánchez, el arquitecto que dijo “no” al Real Madrid

Mariano Sánchez, el arquitecto que dijo “no” al Real Madrid

Mariano Sánchez, el arquitecto que dijo “no” al Real Madrid

El excentrocampista se ha convertido en uno de los arquitectos de referencia en Murcia y cuenta cómo acertó al tomar la decisión más difícil de su vida. Tras pasar por Cartagena, Mar Menor y Alcoyano, sigue vinculado al fútbol dirigiendo Pinatar Arena, un moderno centro de entrenamiento.

Su decisión extrañó a todos los que le rodean. En plena juventud, cuando su carrera como futbolista empezaba a florecer, decidió guardar el balón en un rincón y apostar por los estudios. No tuvo dudas, Mariano Sánchez Martínez (San Pedro del Pinatar, Murcia, 28-1-1978) entendió que la universidad era mucho más importante que el fútbol, que debían ser los libros los que marcaran su destino. Ni siquiera una llamada del Real Madrid le hizo cambiar de rumbo. Y esa apuesta, su empeño por tener un título universitario, se reveló exitosa. Con el tiempo recuperó un lugar en el mundo del fútbol, pero ya con galones de licenciado en Arquitectura. Siempre tuvo claro que el deporte podía esperar, no los estudios.

Su vida transcurría como la de cualquier joven que apunta alto en el mundo del fútbol. Jugaba en el San Pedro del Pinatar y su juego llamaba la atención de diferentes ojeadores. Fue el Real Madrid el que le ‘cazó’ y con 17 años se enroló en las filas del club blanco, pero al mismo tiempo inició su vida universitaria en la Universidad Alfonso X el Sabio. “Empecé a entrenar con el equipo juvenil, pero a las dos o tres semanas me di cuenta de que no podía compaginar las dos cosas”, evoca Mariano en conversación con O11CE Metros. Y toma una decisión radical, no se lo piensa dos veces: deja el fútbol y apuesta por la arquitectura.

¿Rareza? “Pues esa pregunta me la han formulado 40.000 veces a lo largo de mi vida, pero en ese momento era lo que sentía. Tenía claro que tenía que estudiar, mientras que no sabía si llegaría a algún sitio en el mundo del fútbol”, comenta Mariano. “Le estaré agradecido eternamente al Real Madrid, pero no fue un calvario abandonar el club y centrarme en los estudios”, reconoce.

Le pasó vestido de blanco… y de rojiblanco. Y es que Mariano lo intentó a continuación con el Atlético de Madrid, con similar desenlace. “Lo intenté y llegué a entrenar con ellos, pero tampoco podía compaginar entrenamientos y estudios”, recuerda. “No es que se impusiera mi pasión por la arquitectura. La pasión la tengo desde que acabé la carrera y empecé a ejercer, hasta hoy, como arquitecto. Simplemente, pensaba que tenía que estudiar”, explica. Y recuerda que “la familia, en especial un tío que jugó en el Castilla, influyó mucho, pues me dejó claro que el fútbol tal vez no me daría de comer”.

Hoy en día no hay muchos casos como el suyo, pero Mariano anima a los jóvenes “a compaginar ambas actividades y a pasar esa edad clave de entre 12 y 14 años cerca de su familia. “No entiendo que con esa edad se separen de su círculo familiar. Entiendo que los fichen grandes clubes, pero en esa fase de su formación les dejaría en su club de origen para que madurasen en su entorno”, destaca.

Tiene claro que “si vas a ser futbolista, lo serás tarde o temprano. Conocemos muchos casos de jóvenes futbolistas que se pierden cuando se alejan del ámbito familiar; muchas veces se juntan con quien no deben y pasa lo que pasa…”. El arquitecto da conferencias en institutos y colegios, “y siempre transmito a los estudiantes que hay que compaginar las dos cosas. Cuando ya tienes 17 o 18 años, toca decidir, pero antes, siendo tan pequeño, es una locura”. 

“Para nada, no me arrepiento de haberle dicho que ‘no’ al Real Madrid porque no sé lo que hubiera pasado”, dice convencido, subrayando que “la realidad es que estoy contento con todo lo que he hecho como futbolista y como arquitecto. Lo mío es trabajar y trabajar…”.

En sus años de universitario mató el gusanillo con el fútbol sala y recuerda cómo le costó, de regreso al Mar Menor, recuperar su faceta de futbolista, sin olvidar el trabajo de fin de carrera. “Cuando volví a pisar la hierba, lo pasé fatal, me costó mucho. Esa pretemporada sufrí mucho. ‘¿Qué me está pasando?’, me preguntaba a mí mismo. Volvía a jugar con un balón grande y me costó recuperar las sensaciones del futbolista, pero mi objetivo era ir mejorando día a día”. Un año en el Alcoyano y pasó al Cartagena, club en el que jugó 10 temporadas, en Segunda y Segunda B.

Superada ya la vida universitaria, con el título bajo el brazo, “monté mi despacho y seguí con el fútbol”. En el Cartagena firmó una notable carrera futbolística, rechazando unas cuantas ofertas. Ejerciendo de Busquets en el equipo murciano brilló con intensidad, pero descartó todas las propuestas que recibió. Su estudio se consolidaba con el paso del tiempo y hoy en día, bajo su dirección, c2marquitectura es una marca de reconocido prestigio. Mariano dirige un equipo de 18 personas, sin olvidar su liderazgo en el Pinatar Arena, un espectacular complejo deportivo diseñado por él donde muchos clubes y selecciones de primer nivel se concentran en un entorno privilegiado y con unas instalaciones de categoría superior.

Mariano echa la vista atrás y considera fundamental que su padre y su tío fueran aparejadores, también que su familia estuviera involucrada en el sector inmobiliario. “Cuando estaba en la universidad, no sabía si me gustaría la arquitectura, pero la realidad es que las expectativas han sido superadas”, afirma. “Ya no puedo vivir sin mi despacho, sin mi estudio, sin los proyectos… El 75% de mi tiempo lo dedico a la arquitectura, es mi vida”. Una vida que pudo ser muy diferente de haber apostado por el Real Madrid.

Un estadio y un hotel en el extranjero, dos sueños por cumplir

Ser el líder de tantos profesionales “supone una enorme responsabilidad, pero es gratificante y también motivo de orgullo”, comenta Mariano Sánchez. Su estudio se ha especializado en promoción de vivienda y su estado de salud es óptimo. “Me gusta esa sensación de que hacemos cosas importantes, ver que la gente que está conmigo está motivada”, señala, aunque en su cabeza hay proyectos por el momento no cumplidos pero que espera se hagan realidad en el futuro.

Cuando futbolista y arquitecto se fusionan en una misma persona, es lógico pensar que el objetivo es ver un estadio de fútbol en pie con su sello. Es el caso del ex del Cartagena. Mariano reconoce que “es algo que me apetece muchísimo. Sería cumplir un sueño el poder ver un estadio diseñado por nuestro estudio”. Recuerda que “ya he diseñado varios, pero por el momento no se ha construido ninguno”.

Se fija sobre todo en los estadios que se ponen en pie en cualquier lugar del mundo, “muchos de ellos espectaculares”. “Cada vez que salgo de viaje a ver estadios o complejos deportivos, siempre llevo la carpeta de apuntes para tomar nota”, dice con una sonrisa en la cara.

“Siempre hay sueños por cumplir y, además del estadio, también me gustaría hacer un gran hotel fuera de España y creo que al final lo conseguiremos”, relata Mariano. “He diseñado ciudades deportivas para clubes del extranjero, pero sería una maravilla ver un estudio con mi sello”, destaca el exfutbolista, que sigue luchando a diario para alcanzar una meta soñada largo tiempo.

Reportaje publicado en nuestra revista O11CE METROS.

]]>

Compartir: