InicioMundo AFEEntrevista a Philippe Piat, presidente de FIFPro, en #O11CEMetros: “Sólo reconocemos a AFE como sindicato en España”

Entrevista a Philippe Piat, presidente de FIFPro, en #O11CEMetros: “Sólo reconocemos a AFE como sindicato en España”

Entrevista a Philippe Piat, presidente de FIFPro, en #O11CEMetros: “Sólo reconocemos a AFE como sindicato en España”

Philippe Piat (Casablanca, 18 de junio de 1942) atiende a ‘O11CE Metros’ para analizar la situación de los/as futbolistas a nivel mundial como presidente de FIFPro (acrónimo de Federación Internacional de Futbolistas Profesionales). Deja claro, por encima de todo, que AFE es el único interlocutor válido en España. Igualmente, valora el papel de AFE y de David Aganzo, su presidente, en la toma de decisiones y diseño de estrategias para salvaguardar a los/as futbolistas en todos los rincones del mundo.

¿Qué papel desempeña FIFPro en la FIFA y la UEFA?

Debemos ocupar el lugar que nos corresponde como parte del ecosistema futbolístico mundial. Pero, aunque somos socios leales, abiertos al diálogo, dispuestos y decididos a trabajar con todos por el interés general del fútbol y a hacer propuestas, no olvidamos nuestro papel principal, que es defender los derechos e intereses de los futbolistas de todo el mundo.

¿Cuáles son las principales demandas a nivel mundial para los futbolistas?

Los futbolistas no piden nada extraordinario, no exigen lo imposible. Sólo quieren, y esto se aplica a todo el mundo, que se les tenga en cuenta por lo que son: en otras palabras, asalariados como los demás. A partir de ahí, deben poder disfrutar de un estatus real, tener derechos -al igual que tienen deberes para con sus empleadores-, que se les pague a tiempo, que no se les someta a presiones inaceptables, ni siquiera a violencia física, para que amplíen o rescindan sus contratos de trabajo, no ser considerados como simples mercancías… Ellos quieren ser los actores de sus propias carreras. También pensamos en preparar su futuro porque la práctica del fútbol profesional tiene una duración limitada. Podemos ser actores, cantantes o abogados con más de 70 años, rara vez superamos los 35 años en nuestra profesión.

¿Cómo valora el trabajo de AFE en los últimos años? ¿Cómo es la relación FIFPro-AFE hoy en día?

España es miembro fundador de FIFPro y de hecho tiene su lugar en nuestro consejo de administración. Se trata de un socio histórico y esencial y los cambios surgidos en AFE en los últimos años no han afectado a las relaciones privilegiadas entre FIFPro y el sindicato español. Hay que decir que AFE, que había comprendido desde el principio y al igual que el UNFP de Francia, de la importancia de apoyar a Jean-Marc Bosman, sigue siendo un sindicato fuerte. La impresionante demostración de fuerza de 2010, cuando España acababa de proclamarse campeona del mundo, dejó una impresión duradera en FIFPro: los mejores jugadores del país apoyaron las reivindicaciones de su sindicato. En términos de representatividad e imagen, fue excepcional. AFE aprovechó la oportunidad para avanzar y no se ha dormido en los laureles desde entonces.

En el último acuerdo firmado con la FIFA, se especifica que solo el sindicato reconocido por FIFPro está autorizado para la defensa de los derechos de los futbolistas a nivel nacional. ¿Cree que esto debería implementarse a nivel nacional en las regulaciones de cada país?

Esto ya fue notificado en nuestro acuerdo en 2006 y es perfectamente lógico: solo puede haber un interlocutor en cada país, un solo sindicato. FIFPro, como siempre ha hecho, reconoce solo una asociación de futbolistas por país, AFE en el caso de España. Si las federaciones y ligas tienen sentido común y realmente quieren trabajar para sus futbolistas, deben trabajar preferiblemente con el sindicato que hemos elegido. En el caso contrario, estarían en fuera de juego, y no creo que la FIFA aprecie este tipo de comportamiento. Pero no tengo ninguna duda al respecto: todos parecen decididos, de ahora en adelante, a trabajar en el mismo sentido. Antes de imponer cosas, permitamos que las personas afectadas tengan la oportunidad de tomar, por sí mismas, las decisiones correctas.

¿Cuál es el papel de David Aganzo en el comité ejecutivo global de FIFPro?

Sentimos que está decidido a poner su granito de arena. El cargo no le viene grande, lo que no me sorprende. Ser miembro de FIFPro World Board significa tener grandes responsabilidades porque hay decisiones que afectan a las carreras de más de 60.000 futbolistas, mujeres y hombres, en el planeta. Por lo tanto, es necesario trabajar, conocer la realidad, implicarse, comprender que uno no solo defiende los intereses de los jugadores de un país o de un continente, sino de todo el mundo. Por lo tanto, es necesario tomar altura y tener siempre en mente el interés general.

¿Puede el Mundial de 2022 en invierno perjudicar a los jugadores de fútbol y a las grandes ligas europeas?

Logramos, y esto era lo más importante para nosotros, garantizar que se preservara la integridad física de los jugadores. Éramos plenamente conscientes de que, al trasladar la competición a noviembre y diciembre, las consecuencias serían difíciles de soportar en todas partes en la organización del fútbol profesional e incluso podrían sentirse a lo largo de varias temporadas. No era la mejor de las soluciones, sino la menos mala, la única posible desde el momento en que quedó claro que FIFA no cuestionaría el voto de sus miembros y mantendría el Mundial en Qatar. ¡Pero es un mal menor! Ese es el precio que pagas por no poner en peligro la salud y la vida de los jugadores.

¿Los calendarios (nivel local, competiciones internacionales y selecciones nacionales) perjudican la carrera de los jugadores?

Aunque los progresos en cuanto a la preparación son constantes, ya sea a nivel físico, dietético o psicológico, no debemos olvidar que el cuerpo humano tiene sus límites y que es peligroso sobrepasarlos constantemente. La sobrecarga de partidos puede afectar a la salud física de los jugadores, pero también tiene un impacto obvio en su salud mental. El problema no está sólo en el excesivo número de partidos -sobre todo porque a los jugadores les gusta jugar-, sino en el hecho de no tener en cuenta la necesidad de vacaciones de los jugadores. En Francia, la ley impone cinco semanas de vacaciones y esto es un mínimo. ¿Pero en cuántos países se da el caso? Y esto sólo se refiere a los campeonatos europeos, pero el presidente de FIFPro también debe tener en cuenta lo que está ocurriendo en otras partes del mundo: con competiciones desorganizadas, viajes en condiciones terribles, poca o ninguna atención médica… Aquí, la importancia de sentarse con los jugadores y discutir el calendario es primordial. Hemos visto que las cosas han cambiado en África, por ejemplo, con el cambio de fechas del Campeonato Africano de Naciones. Pero aquí, como en otras confederaciones, todavía estamos muy lejos de la realidad y lo seguiremos estando mientras los dirigentes no entiendan que si la repetición de partidos genera más beneficios, perjudica al espectáculo porque los futbolistas no pueden hacer frente humanamente a la demanda. Humanamente, es decir, sin depender de prácticas de dopaje que, al final, también perjudicarían su salud.

Fútbol femenino: ¿cuáles son las estrategias de FIFPro para promover el fútbol femenino?

Deportivamente, las mujeres no tienen nada que envidiar a los hombres y en varios países están en cabeza, como en los Estados Unidos, por ejemplo. Pero si su condición de futbolistas profesionales es una realidad aquí o allá, esta situación se da en muy pocos países. Para nosotros, la promoción del fútbol femenino, por lo tanto, pasa primero e inevitablemente por el reconocimiento del estatus. Dentro de los órganos de gobierno de FIFPro, ya sea a nivel mundial o dentro de cada una de nuestras cuatro divisiones, las mujeres ocupan puestos en órganos directivos y hace ya varios años se creó una comisión de mujeres, cuyo trabajo es más que satisfactorio. Finalmente, dado que la comunicación es importante hoy en día, organizamos el FIFPro World XI para mujeres y pedimos a todas las futbolistas del mundo que elijan al mejor equipo del año. ¡Y supone un gran éxito!

¿Qué iniciativas se están tomando para evitar casos de amaño de partidos y dopaje?

Organizamos campañas de sensibilización a nivel mundial y pedimos a cada uno de nuestros miembros que las transmitan y que tengan sus propias iniciativas durante todo el año. En cuanto al amaño de partidos, repetimos incansablemente desde hace muchos años que un futbolista pagado normal y regularmente podrá resistir ante cualquier tentación, mientras que uno que no ha recibido su salario durante muchos meses será un objetivo más fácil de convencer. También alentamos a nuestros miembros a unirse a la operación ‘botón rojo’, iniciada por el sindicato islandés, que consiste, en resumen, con la ayuda de un teléfono, en reconocer, resistir y denunciar la corrupción.

¿Debería tenerse en cuenta la voz del futbolista mucho más?

Por supuesto, y FIFPro ha estado haciendo campaña durante más de cincuenta años para ello. Nada debe decidirse sin la opinión de los futbolistas desde el momento en que se involucran sus carreras, sus condiciones de trabajo, sus derechos o sus intereses. De todos modos, en relación a este tema y a otros, me uno a una máxima de Nelson Mandela: “Todo lo que se hace por/para nosotros, sin nosotros, se hace contra nosotros!”.

Artículo publicado en la revista ‘O11CE Metros’.

]]>

Compartir: