InicioDeportivoRichard Martinho, pura calidad de la genuina escuela brasileña

Richard Martinho, pura calidad de la genuina escuela brasileña

Richard Martinho

Richard Martinho, pura calidad de la genuina escuela brasileña

Reconoce que se encuentra en un momento determinante de su carrera deportiva, tras varios años en España, Richard Martinho (Recife, Brasil, 3 de abril de 1995) entiende que es ahora cuando debe dar un impulso definitivo a su carrera deportiva. Producto genuino de la escuela brasileña, el talentoso lateral derecho está viviendo una experiencia única en esta Edición XXX de Sesiones AFE, adquiriendo un óptimo estado de forma para fichar en breve por algún equipo lo antes posible.

El defensa brasileño recuerda que “de niño me gustaba el fútbol sala y comencé a competir a los seis años. Iba mejorando año tras año y a los 14 gané el campeonato nacional con mi equipo. En Brasil es normal formarte con el fútbol sala, un deporte en el que vas adquiriendo conceptos básicos, mejoras la técnica, juegas en pequeños espacios…”.

Martinho, ya con 15 años, da el salto al fútbol al fichar por el Náutico, “pero en aquel momento no estaba clara cuál podía ser mi mejor posición; yo pensaba que podía rendir como mediocentro, pero el entrenador me instó a que jugara de lateral derecho. Y me salió bien…”.

Benfica

En ese momento aparece en su vida una gran oportunidad cuando le recluta el Benfica. “Pasé un año en Lisboa, pero por la reglamentación no pudieron inscribirme”, explica.

Regresa al Náutico, pero de inmediato llama a su puerta un histórico como el Vasco de Gama “y con 16 años firmo mi primer contrato profesional. Hasta pasados los 20 permanezco en el club. Fue una época en la que ya empiezo a vivir del fútbol, me doy cuenta de que puedo dedicarme a ello”. “Hice una pretemporada con el primer equipo, pero por circunstancias no pude debutar y fue una pena”, lamenta.

Cuando había iniciado una nueva etapa en el Cuiabá, de la cuarta categoría nacional, me surge la oportunidad de jugar en el Gavà de la Tercera División española. Sin embargo, por problemas de documentación no se concreta y acabo en el F.C. Ordino de Andorra, pero tampoco puedo firmar por las mismas circuntancias”.

Martinho acaba firmando por la U.D. Extremadura B. Tras pasar por Gramanet, su última etapa profesional la ha vivido en la U.D. Montijo “donde he sido muy feliz y estuve muy contento”. Tiene claro que “como estoy plenamente adaptado a España, ojalá pueda seguir jugando aquí”. Eso sí, lleva cuatro años sin regresar a su Brasil natal y reconoce que “es duro vivir alejado de tu gente y de tu país, pero al final te acostumbras”.

El defensa, gracias a su calidad, tiene un perfil muy ofensivo, “pues tengo un buen golpeo, en movimiento o a balón parado. Me gusta atacar, pero sin olvidar la faceta defensiva al ser lateral derecho. Resumiendo, soy jugador de ir más hacia adelante”. Lo que tiene claro es que “los próximos años son claves para mí, para mi futuro y mi vida”.

Agradecido a la asociación

Viviendo su primera experiencia en unas Sesiones AFE, Martinho está encantado, “porque cada día que pasa me voy encontrando mejor, a medida que vamos sumando sesiones de entrenamiento. El nivel que estoy viendo a todos los niveles es muy profesional”.

Eduard Calin, que participó en la pasada edición, le transmitió a Martinho que “es estar como en un equipo de Primera División. Y como estaba sin equipo, no tuve dudas en apuntarme, aunque estaba más pendiente de encontrar equipo. Fue espectacular recibir la confirmación porque es como ser parte de una selección. Estoy muy contento porque estas Sesiones AFE te dan la chispa necesaria para renovar ilusiones al estar decepcionado por no tener equipo”.

Y, ya por último, sólo tiene palabras de agradecimiento para AFE : “No sólo puedo decir cosas buenas de Sesiones AFE, me siento en todo momento muy arropado por la asociación, con una Asesoría Jurídica a nuestra disposición y demás servicios, como asesoramiento en temas financieros, dotación de material deportivo… Siempre está a nuestro lado y para un futbolista extranjero es un soporte muy importante”.