InicioDeportivoMarco Antonio Cid, una vida entre el fútbol y las Ciencias Políticas: “No concibo el fútbol sin los estudios”

Marco Antonio Cid, una vida entre el fútbol y las Ciencias Políticas: “No concibo el fútbol sin los estudios”

Marco Antonio Cid

Marco Antonio Cid, una vida entre el fútbol y las Ciencias Políticas: “No concibo el fútbol sin los estudios”

Desde niño mostró inquietud por el fútbol, pero también por todo lo que sucedía a su alrededor. Jugar con un balón le apasionaba, pero siempre que aparecía un periódico, se lanzaba a por él para informarse de la actualidad. Marco Antonio Cid (Constantina, Sevilla, 22 de octubre de 1999) es el benjamín de la edición XXVII de Sesiones AFE, una experiencia que afronta con el objetivo de que suponga un aprendizaje diario.

“Es una oportunidad que nos brinda AFE y hay que aprovecharla. No creí que me llamaran, así que estoy encantado de estar integrado en la Selección AFE Fútbol”, dice Marco, que recuerda que “compañeros que las han vivido me dijeron que tenía que venir sí o sí porque se trata de una experiencia increíble”.

Tiene sólo 22 años y se forjó en la cantera del Sevilla, abandonando el club hispalense en edad juvenil. “Siempre tuve claro que quería ser profesional del fútbol. En una escuela como la del Sevilla, o das la talla o te vas a tu casa porque son muchos los futbolistas que la integran. Tienes que ser muy competitivo porque a la mínima puedes salir del club”, señala.

Leicester City

A pesar de su juventud, cuenta ya con dos experiencias internacionales. La primera, inolvidable para Marco Antonio Cid, en el equipo Sub 19 del Leicester City. “Estuve un año y fue una experiencia fantástica, volvería a repetirla. Otro idioma, otro clima, otras costumbres, todo muy profesional, aprendes a vivir solo…”, resalta el jugador.

Marco Antonio Cid echa la vista atrás y explica que “en mi primer año juvenil tenía que decidir si quería sumar minutos o seguir en el Sevilla con menos opciones de jugar. Para mí primó jugar y por eso me fui a Inglaterra. Es otro fútbol, muy exigente, muy físico y directo. Lo que quieren allí es que te pongas ‘como una moto’ para aguantar los 90 minutos. A lo mejor no hace falta ser muy dotado técnicamente, pero físicamente es otra cosa”.

Ya de vuelta en España, “estuve la pasada temporada en el Club de Fútbol Trujillo y me fue bastante bien. Jugué con compañeros veteranos y fue una gran experiencia. Dejas de ser un niño y tienes que pasar a ser un hombre. Supuso una experiencia muy buena por todo lo que aprendí”.

El pasado mes de septiembre le surgió la oportunidad de jugar en Polonia, integrándose en la plantilla del filial del Legia de Varsovia hasta hace unas semanas.

Un aspecto muy importante del joven futbolista es su empeño por formarse pensando en el momento de la retirada del fútbol. Marco Antonio Cid ha estudiado Ciencias Políticas y recuerda que “acabo este año y ya tengo hecho el Trabajo Final de Grado (TFG), que versa sobre política comparada, un trabajo centrado en cuatro países: España, Estados Unidos, Argentina y Colombia”.

Hace años, comenta, “quería estudiar Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, pero la verdad es que desde niño estoy pendiente de la actualidad, siempre leía periódicos allá donde iba, siguiendo la actualidad política más que la de los deportes. Por ello, al acabar Bachiller decidí estudiar Ciencias Políticas, para no acabar saturado con el deporte”.

Aprendizaje diario

Pensando ya en hacer un máster, Marco Antonio Cid deja claro que “no concibo los estudios sin el fútbol y viceversa. Esto es una lotería, mañana te puedes lesionar y se acaba el fútbol. Además, el día de mañana, aunque tuviera dinero gracias al deporte, me quiero sentir realizado y por ello estudio. Y si me puedo colocar en algo relacionado con las Ciencias Políticas, estupendo”.

Volviendo al fútbol, recuerda que “de pequeño no era muy bueno, pero a partir de la categoría infantil empiezo a desarrollarme físicamente. Antes jugaba como defensa, pero a partir de ese momento lo empiezo a hacer en posiciones más ofensivas. He jugado en una banda, de interior o de mediapunta, posiciones en las que me encuentro cómodo, aunque tampoco me disgusta jugar de falso nueve. En un campo me gusta asociarme con los compañeros”.

Y, ya por último, centrado en estas Sesiones AFE cree que “además de encontrar equipo, es muy importante recuperar sensaciones. Sólo son dos semanas, pero es un tiempo que debemos aprovechar todos. Conoces nuevas personas y es importante escuchar sus experiencias. Se trata de seguir disfrutando del fútbol y, por encima de todo, estoy aquí para aprender porque es muy importante la predisposición de uno. Hay que aprender de todos porque todas las personas te enseñan algo nuevo todos los días, ya sea un futbolista o un fisio”.

Compartir: