InicioDeportivoKike López, un jugador de banda derecha siempre cerca de la élite

Kike López, un jugador de banda derecha siempre cerca de la élite

Kike López

Kike López, un jugador de banda derecha siempre cerca de la élite

Enrique López Delgado (Salamanca, 12 de enero de 1988) es un jugador que ha estado en varias ocasiones asomado al balcón de la élite del fútbol español. En su primera etapa llegó a debutar en Primera División y, desde entonces, no ha dejado de aportar sus cualidades futbolísticas en aquellos equipos por los que ha pasado.

La banda derecha es el hábitat futbolístico de Kike. “Ahora me encuentro más cómodo como lateral -comenta-. Me considero todavía un jugador rápido, tengo más experiencia, evidentemente, aunque no con la chispa de cuando tenía 22 años y este último año el ochenta por ciento de los minutos que he jugado lo he hecho de extremo”.

Sus comienzos en el mundo de fútbol tuvieron lugar en las categorías inferiores del Real Valladolid, donde pronto empezó a destacar, lo que le llevó a ser convocado para participar en varias sesiones de entrenamientos con las selecciones Sub-16 y Sub-18. En el club pucelano fue donde Kike López emprendió una rápida progresión hasta llegar a “jugar con el primer equipo unos cuantos partidos de la mano de Mendilibar, que es el entrenador que me hace debutar en Primera División. Fue donde más crecí como jugador”, explica el salmantino.

Agradecido a Mendilibar
Kike recuerda que jugó “siete partidos con el primer equipo del Valladolid, uno de titular y seis saliendo desde el banquillo. Debuté con 19 años, es algo que cualquier chico desea, un momento muy bonito y yo lo pude vivir”. Por eso, para José Luis Mendilibar sólo tiene palabras de agradecimiento. “Al fin y al cabo es el que me pone en el escaparate -comenta Kike-, aparte de que es un grandísimo entrenador, lo ha demostrado en todos los equipos en los que ha estado y como persona es de diez”.

Sus siguientes pasos se encaminaron al club de su ciudad natal, la U.D. Salamanca. Estuvo “dos años allí y, a nivel de vestuario, fue donde más aprendí. La primera temporada nos salvamos en la última jornada, contra el Villarreal. Sólo nos valía ganar y, además, marqué el segundo gol, que le dio al equipo la salvación. Al año siguiente no pudimos mantener la categoría y fue una pena, porque a raíz de ese momento hubo muchos problemas hasta llegar a la desaparición del club”.

Tuvo que salir de su tierra muy joven, con 22 años, siempre para instalarse en equipos importantes. Primero jugó en el Villarreal B, luego el C.D. Tenerife, donde “había un objetivo claro -relata Kike- y jugamos el ‘play-off’ de ascenso a Segunda, que perdimos con la Ponferradina en tercera ronda. Tenía contrato en vigor y me hubiera quedado allí, pero el club se puso en contacto conmigo para comunicarme que si encontraba alguna salida no habría ningún problema, porque iban a tener dificultades para poder pagar el contrato”.

140 partidos en Segunda
Ficha por la A.D. Alcorcón y milita esa temporada en Segunda División, una categoría en la que, “con las dos del Salamanca, media con el Villarreal B y otra media con el Polideportivo Ejido, que fue una cesión del Valladolid, he jugado 140 partidos”, cuenta Kike López. Recuerda que con el Alcorcón “hacemos una grandísima temporada con Bordalás de entrenador. Jugamos ‘play-off’ a Primera División, aunque caímos en primera ronda con el Girona. Hubo cambio de entrenador, tanto yo como otros compañeros no entramos en los planes del nuevo ‘míster’ y tuvimos que buscar equipo”.

Inicia entonces una amplia trayectoria en Segunda B, en clubes como Cádiz, Alcoyano, Atlético Baleares e Ibiza. Tenía ofertas para seguir en la categoría de plata, pero se decidió por el Cádiz “por su proyecto, bajando un escalón para intentar dos para adelante, pero al final se trastocaron los planes. Luego me fui a las Islas Baleares y allí he pasado seis años muy feliz”.

Siete ‘play-offs’
Entre el Atlético Baleares y la U.D. Ibiza, Kike López ha disputado “cuatro ‘play-offs’, este último año consiguiendo el ascenso a Segunda con el Ibiza. “Lo que es la vida, he jugado siete ‘play-offs’ en total, uno para ascender a Primera y seis para subir a Segunda, y el único año que no tengo renovación automática por el ascenso ha sido éste”, señala.

Kike López concluye diciendo que “el año que pensaba que iba a tener menos problemas para encontrar equipo está siendo difícil. Hay grandísimos jugadores ahora mismo en el paro, con trayectorias brutales y me apunté a las Sesiones AFE porque me hablaron muy bien de ellas. Aquí coges ritmo, voy a llegar en la mejor forma posible y lo estoy disfrutando mucho. Además, a nivel humano en este tipo de concentraciones se ve más a las personas que a los futbolistas. Nos apoyamos entre los compañeros y está siendo una experiencia muy bonita, también a nivel futbolístico; gracias a la AFE disponemos de buenas instalaciones, disputamos partidos. Resumiendo, lo tenemos todo”.

 

Compartir: