InicioDeportivoJorge Veintimilla, preparado para dar el salto definitivo en su carrera

Jorge Veintimilla, preparado para dar el salto definitivo en su carrera

Jorge Veintimilla

Jorge Veintimilla, preparado para dar el salto definitivo en su carrera

Jorge Veintimilla Martínez (Villar del Arzobispo, Valencia, 11 de abril del 2000) es un jugador que suele desempeñar su labor en la banda derecha. La posición donde más cómodo se siente es “jugando de interior o de extremo, pero ocupando zonas centrales del campo. Es donde creo que puedo aportar más al equipo, me gusta mucho asociarme con los compañeros y creo que tengo buen trato con el balón y visión para ordenar el juego”.

Jorge es uno de los más jóvenes de los integrantes de estas Sesiones AFE XXVI. Tiene 21 años y nombra a dos futbolistas como los que más le han llamado la atención. “Por el rol que desempeñaba en el campo, Xabi Alonso. Por su carisma y por todo lo que ha significado en los clubes en los que ha estado. Y a nivel de juego me fijé mucho en David Silva, siempre lo he tenido como referente y también creo que es un deportista ejemplar”.

Empezó en el mundo del fútbol jugando en un equipo de su pueblo. “Tendría unos cinco años e iba con mi padre y con mi hermano mayor. Cuando cumplí siete empecé a jugar en la escuela del Valencia, allí pasé toda la etapa de fútbol base. Después fui al Levante, donde he desarrollado prácticamente toda mi corta carrera, aunque tuve un período de dos años en el Alboraya. El último año de juvenil firmé en el Torre Levante, luego en el Castellón un año y este último en el Benicarló”, recuerda.

En Tercera con 17 años
Hubo un momento en el que alternó partidos en División de Honor Juvenil con el paso a la Tercera División, “el nivel más alto con continuidad que he alcanzado, aunque he jugado Copa del Rey con el Castellón, pero sólo fue un partido. Debuté en Tercera División con el Atlético Levante a los 17 años. Al principio me chocó mucho el cambio, con esa edad para mí el fútbol no dejaba de ser un deporte que me gustaba practicar, pero tampoco lo veía como una salida laboral. Con 17 años estaba enfrentándome a gente para los que el fútbol es su trabajo, y yo todavía no era muy consciente de todo lo que significa el fútbol”.

Jorge empezó la carrera de Informática, pero se dio cuenta de que “no era a lo que me quería dedicar. Entonces quise hacer la carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, pero coincide con que voy a Castellón y Benicarló, y allí no puedo hacerlo. Es algo que tengo en mente y que este año voy a comenzar. Mientras tanto, he ido sacando los niveles de inglés y los cursos de entrenador”.

Es un apasionado de la lectura y, sobre todo, “me gusta pasar mucho tiempo con mi familia. Soy una persona muy familiar y, por ejemplo, me gusta ir a ayudar a mis padres a trabajar y no ya por el hecho de echarles una mano, sino por pasar tiempo con ellos, porque con esto del fútbol estoy todo el año fuera y lo que más anhelo es estar tiempo con ellos y con mis amigos”.

Trato excepcional
A estas Sesiones AFE Jorge Veintimilla llegó con ciertos problemas físicos. “Acabé la temporada pasada lesionado, tuve problemas en el pubis durante todo el año y al final se hizo insostenible la situación. Las opciones que tuve para firmar en algún club se esfumaron porque no estaba preparado físicamente para iniciar una pretemporada. Me surgió la posibilidad de recuperarme aquí y el trato de los ‘fisios’, del médico y de todo el cuerpo técnico en general ha sido excepcional. Me han dado la oportunidad de volver a sentirme futbolista, he podido disputar algunos minutos y estoy muy agradecido por su ayuda”.

Jorge Veintimilla se afilió a AFE en cuanto empezó en el fútbol amateur. Había oído hablar de las Sesiones AFE, “aunque tampoco había investigado mucho. Este año, con la lesión, empecé a interesarme por ver mediante qué medios podía recuperarme y me comentaron la opción de venir aquí. Sinceramente, dada la situación en la que estamos, me esperaba un ambiente más apagado, pero desde el primer momento he visto un grupo muy unido, se nota que el objetivo de todos es común. Tanto la gente de AFE como los compañeros te facilitan muchísimo las cosas. No me gustaría volver a sentirme en esta situación, estar sin equipo, pero he pasado dos semanas increíbles”.

Compartir: