InicioDeportivoFranck Omgba, un mediocentro forjado a sí mismo empeñado en abrir un nuevo camino

Franck Omgba, un mediocentro forjado a sí mismo empeñado en abrir un nuevo camino

Franck Omgba

Franck Omgba, un mediocentro forjado a sí mismo empeñado en abrir un nuevo camino

Emmanuel Franck Omgba (Yaoundé, 4 de julio de 1992) salió de Camerún rumbo a España cuando tenía 16 años. El director de su academia, allí en su país, le llamó una mañana y le dijo: “Jugamos una pachanga contra varios futbolistas, que han venido unos españoles a verlos y ya hay dos o tres que han elegido”. Franck le dijo a su director que entonces él no pintaba nada allí, pero al final jugó “la pachanga y a los veinte minutos me llaman desde fuera y me dicen que he sido elegido”.

Fue el único que vino a España. Con sus 16 años firma en Camerún un contrato por tres temporadas con el Elche, aunque empezó a jugar en un equipo filial, el Torrellano. Cuando iba a iniciar la pretemporada con el primer equipo del Elche, con José Bordalás de técnico, “el entrenador de la selección Sub-20 de Camerún se fija en mí y me dice que vaya a Malí a jugar un torneo de clasificación para el Mundial. Lo jugué y nos clasificamos, pero no fui a la Copa del Mundo porque tomé la decisión de hacer la pretemporada con la primera plantilla del Elche. Pensé que era una oportunidad para abrirme el camino del fútbol profesional”.

Estuvo en el Huracán de Valencia y llegó a firmar por el Girona para militar en Segunda División con 19 años. “Cuando llegué a Girona tuve un problema burocrático. Me tenían que cambiar un papel para hacerme un contrato de trabajo y no supieron. Eso hizo que con el Girona no llegara a debutar, pero nunca hay que perder la fe y el tema burocrático me lo arregló el Elche”, explica Franck Omgba.

Dos años espectaculares
Volvió al filial del club ilicitano y de ahí pasó al Real Oviedo, donde tuvo “dos años espectaculares”. Juego, todo me sale de lujo y la afición me quería un montón”. Siguió su carrera en el Hércules, posteriormente en el Alcoyano y un 17 de diciembre de 2017 -tiene marcada la fecha-, “me lesiono en una rodilla. Pasé nueve meses y medio de recuperación y empecé a jugar otra vez con el Alcoyano, en Segunda B, y aquel año bajamos de categoría”.

Fue entonces cuando Franck Omgba pensó en seguir su carrera fuera de España. Cuenta que recibió ofertas de México e Irán, pero pasaba el tiempo y lo que le ofrecían “no era tan atractivo, sobre todo pensando en la seguridad de mi familia. Me quedé varios meses sin jugar, hasta que recibí una llamada del Mérida, pero cuando iba a volver a jugar fue cuando llegó lo del coronavirus y tampoco pude hacerlo”.

Mejor que antes
Su último equipo ha sido el C.D. Illescas y ahora está participando en las Sesiones AFE porque “he pensado que yo, con mi propio trabajo, tengo que abrirme ese camino que estaba abierto antes. Hay gente, que tiene dudas sobre Omgba, a la que quiero demostrar que lo de la lesión ya ha está superado. Ahora me siento mejor futbolista que antes”.

Franck Omgba, un mediocentro que se define como “un futbolista que desde los entrenamientos lo da todo”, explica que le habían contado muchas cosas de las Sesiones AFE, “me habían dicho que eran ‘top’, pero creo que esa palabra se queda corta. Aquí estás al máximo nivel, tienes todas las herramientas para poder estar al cien por cien. Es espectacular y aconsejo a los futbolistas que tengan dudas, que sepan que desde aquí se puede abrir otra vez el camino”.

 

Compartir: