InicioDeportivoDavid Torres, ascensos inolvidables de un delantero centro de garantías

David Torres, ascensos inolvidables de un delantero centro de garantías

David Torres

David Torres, ascensos inolvidables de un delantero centro de garantías

David Arenas Torres (Petrel, Alicante, 16 de junio de 1984) es un delantero centro que se define “como un jugador de área, con movilidad, honrado a la hora de trabajar para el equipo y con ganas. Por eso estoy aquí, en Sesiones AFE, porque sigo teniendo muchas ganas”.

Su dilatada carrera en el mundo del fútbol se inició en la cantera del Alicante C.F. y sólo tiene buenos recuerdos de aquella etapa. “Fue mi primer equipo y de los más importantes en mi carrera, porque al final es el que me dio la oportunidad de formarme”, recuerda.

Con Bordalás
Venía de jugar en Petrel y en Elda, y con 17 años firma con el Alicante, donde estuvo seis años. Llega al primer equipo de la mano de José Bordalás. “Fue prácticamente mi mentor”, dice David Torres, “el que me dio la oportunidad de debutar con 19 años en Segunda B. Le estoy muy agradecido, porque fue una etapa muy importante en mi vida, me ayudó mucho tanto personal como deportivamente”.

Así comenzó una amplia trayectoria por diferentes equipos, principalmente de su zona. “He tenido la gran fortuna, comenta David, de tener opciones a la hora de poder elegir, y como para mí estar cerca de la familia me ayuda mucho, he estado en varios equipos de la Comunidad Valenciana”.

Recuerdos a lo largo de su vida deportiva tiene muchos y menciona “las dos grandes temporadas que hicimos en Ontinyent. En una estuvimos a punto de ascender a Segunda División y perdimos en el ‘play off’ final con el Alcorcón”. Con el Alcoyano estuvo “en dos etapas, llegué cuando el club estaba en Segunda División y fue mi primera experiencia en el mundo profesional. Fue un año muy bonito, aunque también una pena porque al final no conseguimos la salvación”.

Y lo siguiente fue salir al extranjero, concretamente a Grecia, “otra de las experiencias bonitas que me ha dado el fútbol”, cuenta David. Estuvo dos años en el F.C. Platanias, un equipo “de la isla de Creta. Estaba haciendo un gran año, estaba marcando goles, jugando bien y ya me había llamado algún agente diciéndome que había equipos interesados. Tenía la incertidumbre de no saber dónde me metía, le dije a mi agente que se pusiera en mi lugar, que me iba con mi mujer y mi niña recién nacida. Tenía ofertas de España para quedarme en Segunda División, pero al final decidí marcharme y no me arrepiento de nada. Fueron dos años maravillosos”.

Rumbo a Primera
Pudo seguir en Creta, pero regresó al fútbol español, al Deportivo Alavés, “de la mano de Pepe Bordalás. No me lo pensé. El equipo estaba en Segunda División entonces y llegué a Vitoria, una ciudad nueva, aunque conocía a bastantes compañeros. Quizá fui un poco ingenuo, porque no me preparé todo lo bien que lo había hecho los últimos años, y en lo personal fue un año difícil porque no tuve muchos minutos, pero a nivel colectivo fue un año impresionante. Tuve la gran fortuna de vivir un ascenso a Primera División”.

Su último club ha sido el C.F. Intercity, de su Alicante natal, un club modesto de Tercera División, que “cuando me llamó acababa de empezar. El proyecto era bonito, me hablaron muy bien del club algunos compañeros y fui porque quería ayudarle a crecer. Me han tratado genial y conseguimos el ascenso a Segunda RFEF, así que muy contento de haber puesto mi granito de arena en su corta historia”.

David Torres ha seguido “siempre muy de cerca a AFE” y decidió inscribirse en estas Sesiones “porque sabía que siempre se ha trabajado muchísimo con los compañeros que no han conseguido equipo. Vi que había convocatoria y me apunté para ver si me salía la oportunidad de vivir esta experiencia. Algún compañero me había hablado de maravilla de las Sesiones y estoy encantado. Es un orgullo poder estar aquí y estoy muy agradecido”.

Compartir: