La asociación

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) está al servicio del colectivo de futbolistas, hombres y mujeres, promueve su unión, vela por el normal desarrollo de su carrera deportiva y posterior promoción laboral, defendiendo y garantizando los derechos laborales, económicos, formativos, sociales, presentes y futuros, transmitiendo los valores deportivos a sus afiliado/as y a la sociedad.

AFE es un sindicato independiente que únicamente defiende los intereses de los/as futbolistas, evitando así los posibles conflictos de intereses que surgen cuando distintos gremios forman parte de un mismo sindicato. Además, cuenta con una gran proyección internacional como miembro fundador de FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales).

Gracias al trabajo de AFE, las condiciones laborales de los y las futbolistas han mejorado de manera sobresaliente a través de las firmas de los distintos convenios colectivos, entre los que se encuentra el reciente Convenio Colectivo femenino, uno de los principales logros de la asociación, sin olvidar la fundamental creación de las Comisiones Mixtas ante los impagos de los clubes. También la creación de un Fondo de Garantía Salarial para salvaguardar y garantizar, totalmente o en parte, los contratos ante la desaparición o entrada en concurso de acreedores de un club/SAD. Cabe destacar también el procedimiento abreviado, por el cual los futbolistas pueden quedar en libertad si los clubes incumplen en los pagos.

Historia de AFE

Los futbolistas Manuel Esteo y Juan Gómez ‘Juanito’ dieron los primeros pasos para la fundación de AFE, en tiempos en los que los futbolistas más modestos sufrían todo tipo de injusticias, sobre todo el derecho de retención. Ambos lideraron los primeros movimientos entre el colectivo, constituyéndose AFE el 23 de enero de 1978, siendo Joaquín Sierra Vallejo ‘Quino’ el primer presidente del sindicato.

AFE fue protagonista de un hecho histórico, largamente luchado durante sus primeros años de vida, cuando vio la luz el Real Decreto 1.006/1985, de 26 de junio, que regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales. Este hecho sentó las bases de las futuras negociaciones de diferentes convenios colectivos con Real Federación Española de Fútbol y Liga Nacional de Fútbol Profesional.

La Asociación ha liderado y protagonizado seis huelgas a lo largo de su historia; cinco en fútbol masculino (1979, 1981, 1982, 1984 y 2011) y una en fútbol femenino (2019).

Carta de David Aganzo, presidente AFE

Estimados afiliados y afiliadas:

La razón de ser de cualquier sindicato es la lucha por los derechos de los trabajadores. AFE lo lleva haciendo desde 1978, cuando apareció como herramienta fundamental para defender al colectivo de futbolistas. Una época convulsa en nuestro país en la que los jugadores estaban desamparados. Gracias a un grupo de valientes compañeros, los y las futbolistas tienen hoy garantizados unos derechos laborales básicos para desempeñar su profesión.

Fue la unión lo que permitió el nacimiento de AFE. A día de hoy sigue siendo el eje fundamental sobre el que gira todo. Una unión que nos da fuerza ante nuestros interlocutores. Conscientes de que enfrente tienen un colectivo poderoso y siempre reivindicativo. Aquella generación no cedió en ningún momento a las presiones externas. Por eso salió victoriosa, porque no se arrodilló ante nadie.

Los y las futbolistas son hoy trabajadores libres gracias a AFE. Y lo son porque la independencia de este sindicato no se negocia. No hay lugar para la más mínima intromisión e injerencia en nuestro trabajo. Sólo así mantendremos indemne el espíritu de nuestra asociación. Sólo así honraremos la memoria y el legado de los fundadores que nos marcaron el camino.

Quiero insistir en aquellos audaces futbolistas que pusieron las bases de AFE. No dudaron ni un instante en hacer frente al poder establecido. No vacilaron en dar un paso al frente para acabar con tantas injusticias que padecían los futbolistas de la época. Carecían de los más elementales derechos, los que ahora sí tienen garantizados gracias a aquellos heroicos compañeros. Pero todavía hay camino que recorrer.

AFE no ha parado de crecer, de evolucionar, de progresar… Ya no hablamos sólo de hombres. La igualdad debe ser un valor fundamental en la sociedad actual y por ello abrimos las puertas a las mujeres en 2016. Era un derecho y una obligación. Igual de luchadoras que sus compañeros, han hecho más grande al sindicato con su fuerza y determinación. Han sido esenciales para firmar en febrero de 2020 un histórico convenio colectivo necesario y en constante evolución.

Si en 1979 la ‘huelga de las botas caídas’ dio un impulso decisivo al sindicato, en noviembre de 2019 fueron las futbolistas las que emularon a sus compañeros con otra huelga histórica. Ellos y ellas demostraron coraje y valentía. Audacia para demostrar que son colectivos que no ceden ante cualquier tipo de presión o injusticia.

Ser presidente de AFE supone una enorme y exigente responsabilidad, pero por encima de todo es un honor. No hay mayor satisfacción que trabajar a diario para defender los derechos de miles de compañeros y compañeras con un único objetivo, que puedan desempeñar su trabajo en unas óptimas condiciones sabiendo que lo hacen con un sindicato fuerte, cercano, transparente e independiente.

Unidos y unidas somos más fuertes.

Fines de la asociación

En general corresponde a la Asociación de Futbolistas Españoles la ordenación del ejercicio de la profesión de futbolistas de sus miembros, la representación de los mismos, así como la defensa de sus intereses profesionales, tanto en el ámbito nacional, como en el internacional. A tal efecto, son fines específicos de la Asociación, entre otros:

  • Orientar, asesorar y defender a sus asociados en todo aquello que concierna a su actividad deportiva y, en su caso, profesional.
  • Representar y proteger los intereses colectivos y la imagen de sus asociados y asociadas ante toda clase de personas, entidades, organismos públicos o privados ya sean españoles o extranjeros.
  • Contribuir con sus actividades y propuestas dirigidas a los organismos competentes, de ámbito estatal o internacional, relacionadas con el fomento, desarrollo y perfeccionamiento del deporte del fútbol, asumiendo, si fuera el caso, todas aquellas funciones que le fueran delegadas de conformidad con la legislación vigente.
  • Favorecer y promover la armonía y la colaboración entre los asociados y asociadas, así como entre estos/as últimos/as y los restantes estamentos del fútbol y deportivos.
  • Promover actividades dirigidas al mantenimiento de la promoción profesional, la ocupación efectiva y demás derechos laborales de los y las futbolistas profesionales; también a su formación para su posterior inserción en el mercado laboral y cuantas otras mejoren la situación de los y las futbolistas profesionales a la finalización de su carrera deportiva. Se incluye la constitución, en su caso, con carácter altruista, de un fondo de emergencia para atender a los asociados y asociadas que se hallen en situación de necesidad.
  • Ejercer la actividad sindical, caracterizada por la existencia de otra parte ligada al titular del derecho por una relación de servicio, y ante la que se ejercita, siendo su expresión una serie de derechos como los de huelga, reunión, negociación colectiva laboral, adopción de medidas de conflictos colectivos e individuales de trabajo, presentación de candidaturas para la elección de comités de empresa y delegados de personal (o de los correspondientes órganos de las administraciones públicas) en los términos previstos en las normas correspondientes, diálogo social y participación institucional en los organismos públicos de las administraciones públicas laborales.
  • Organizar una constante labor formativa y de promoción cultural de sus afiliados/as.
  • Todos aquellos otros que deriven de los fines anteriores o los complementen.

Funciones de la asociación

Son funciones de AFE para el cumplimiento de los fines que persigue, entre otras, las siguientes:

  • Servir de vía de participación en las tareas de interés deportivo general, de acuerdo con las leyes.
  • Colaborar con la Administración, la Real Federación Española de Fútbol, la Liga Nacional de Fútbol Profesional y demás instituciones y entidades deportivas, mediante la realización de estudios, emisión de informes, organización de eventos, elaboración de estadísticas y cualesquiera otras actividades relacionadas con sus fines que puedan serle solicitadas o acuerde proponer por propia iniciativa.
  • Ostentar la representación que establezcan la Leyes para el cumplimiento de sus fines.
  • Participar en los Consejos u Organismos de la Administración y en los órganos de gestión y gobierno de la Real Federación Española de Fútbol, así como colaborar con las distintas instituciones que correspondan en aquellas actividades que se relacionen con el ejercicio de la profesión de futbolistas.
  • Participar, conforme a la normativa vigente, en la ordenación del deporte del fútbol conjuntamente con aquellas entidades u organismos, públicos o privados, nacionales o internacionales, que tengan competencias sobre la organización deportiva.
  • Ostentar, dentro de cada ámbito territorial, la representación de la imagen colectiva de sus asociados y asociadas y la defensa y protección de la profesión de futbolista ante los particulares, las administraciones, instituciones, tribunales y demás entidades ya sean de ámbito nacional o internacional, con legitimación para ser parte en cuantos litigios afecten a los intereses de los asociados y asociadas.
  • Velar por la ética y la dignidad profesional y por el respeto debido a los derechos de la persona, así como ejercer la facultad disciplinaria de conformidad con lo dispuesto en los presentes Estatutos.
  • Procurar la armonía y la colaboración entre los asociados y asociadas.
  • Organizar actividades y servicios comunes de interés para los asociados y asociadas, a nivel personal o colectivo, de carácter profesional, formativo, cultural, asistencial, de previsión y cualquier otra naturaleza análoga, así como aquéllas que permitan recaudar aquellos medios o recursos precisos para el cumplimiento de los fines propuestos.
  • Asumir la representación de los asociados y asociadas ante entidades similares, tanto nacionales como internacionales.
  • Organizar, con carácter estatal, instituciones, mutualidades y servicios de asistencia y previsión, así como la aplicación a sus asociados y asociadas del sistema de seguridad social más adecuado.
  • Tratar de conseguir el mayor nivel de empleo de los asociados y asociadas colaborando con la Administración Pública, la Real Federación Española de Fútbol y la Liga Nacional de Fútbol Profesional en la medida que resulte necesario.
  • Informar sobre los proyectos de disposiciones generales que afecten directamente al ejercicio del fútbol en los términos previstos por la legislación vigente.
  • Ofrecer todo tipo de asesoramiento legal a los asociados y asociadas.
  • Todas aquellas funciones que se contemplen en la Ley Orgánica 11/1985, de Libertad Sindical, y en general cuantas otras funciones redunden en beneficio de los intereses profesionales de los asociados y asociadas.
  • Realizar de conformidad con las capacidades financieras de la Asociación, y hasta el límite de los importes obtenidos para sus fines, las aportaciones a los instrumentos o instituciones promovidos por la propia Asociación destinados a asegurar el cumplimiento de los fines de la misma.