InicioAFE“No aguantamos más”: AFE y las futbolistas del Rayo Vallecano denuncian una situación insostenible

“No aguantamos más”: AFE y las futbolistas del Rayo Vallecano denuncian una situación insostenible

Rueda prensa Rayo Femenino

“No aguantamos más”: AFE y las futbolistas del Rayo Vallecano denuncian una situación insostenible

Con el objetivo de denunciar su grave situación, las irregularidades que sufren desde hace tiempo, la Asociación de Futbolistas Españoles y una nutrida representación de la primera plantilla del Rayo Vallecano Femenino -futbolistas e integrantes del cuerpo técnico- ofrecieron una multitudinaria rueda de prensa este jueves 19 de agosto. Una comparecencia en la que AFE, como portavoz de las jugadoras, quiso dar a conocer a la opinión pública la situación del equipo.

David Aganzo (presidente), María José López (codirectora de la asesoría jurídica) y Tania Tabanera (delegada de fútbol femenino) representaron a AFE en esta rueda de prensa. Por su parte, ejercieron de portavoces de la plantilla las capitanas Pilar García y Paula Andújar.

“Hemos denunciado al Rayo Vallecano ante la Inspección de Trabajo por no dar de alta a las futbolistas en la Seguridad Social, lo que puede suponer un fraude, sin olvidar que hablamos de un claro caso de desigualdad en relación a sus compañeros”, empezó diciendo David Aganzo, que subrayó que “hablamos de profesionales, teniendo que dejar sus trabajos algunas de ellas para dedicarse al fútbol”.

 

Respeto

“No entendemos el comportamiento del Rayo Vallecano, la situación es insostenible”, enfatizó el presidente de AFE, porque “estas jugadoras se deben dedicar a su profesión, a entrenar y competir ante rivales muy complicados. AFE siempre luchará por sus derechos laborales. No voy a permitir que ninguna compañera sufra lo mismo que las futbolistas del Rayo. Deben ser tratadas con el mismo respeto que sus compañeros de club. Debemos romper barreras, deben ser consideradas al mismo nivel en cuanto a derechos laborales”.

“Agradecemos a la ministra de Trabajo –Yolanda Díaz– que se haya pronunciado en favor de nuestras compañeras, que haya mostrado su preocupación por lo que está sucediendo en el Rayo Vallecano”, señaló David Aganzo, que no duda al afirmar que “no vendrían a cuento represalias del club” contra las futbolistas “porque adoptaríamos las medidas legales oportunas de inmediato”.

“Es una situación muy incómoda que esperamos se resuelva pronto”, apuntó el presidente de AFE, que calificó a las futbolistas como “muy valientes por dar la cara por ellas mismas, por el club, por el fútbol femenino… No podemos permitir esta situación, que es límite y no la aguantan más. Aman el escudo, a un club muy especial… Esperemos que se llegue a un acuerdo por el bien del Rayo y de ellas. Hasta aquí hemos llegado…”.

 

Apoyo de sus compañeros

Lo que quiso destacar el presidente de la Asociación es el respaldo de los futbolistas del primer equipo masculino: “Me han llamado Óscar Trejo y Mario Suárez, la plantilla está a muerte con sus compañeras y habrían estado en esta rueda de prensa de no haber tenido entrenamiento. Harán lo que sea por sus compañeras, pero este equipo, el Rayo Femenino, tiene capacidad suficiente para salir adelante por sí mismo”.

Pilar García, una de las capitanas del Rayo Vallecano, explicó que “queremos sentirnos como cualquier trabajador o trabajadora, con las mismas condiciones laborales. No queríamos llegar a esto, deberíamos estar centradas en los amistosos y en el comienzo de la competición, pero… No nos planteamos que el Rayo suprima la sección femenina”. “Nos sentimos maltratadas”, dijo sin vacilar Pilar, “porque no tenemos las mismas condiciones laborales. Debemos tener las mismas que los compañeros del primer equipo”.

Su compañera Paula Andújar, otra de las capitanas, dio detalles sobre este tipo de cuestiones, recalcando en primer lugar que las futbolistas no han podido hablar con el presidente del Rayo Vallecano: “No pedimos nada del otro mundo, pero está claro que nos sentimos en desigualdad en relación a nuestros compañeros. Nos gustaría tener acceso al gimnasio, necesitamos unos servicios médicos mínimos, un buen servicio de fisioterapia con material adecuado… En una palabra, queremos desarrollar dignamente nuestra profesión”.

“Es un paso muy importante el que hemos dado” con esta rueda de prensa, tiene claro Paula, que añade que “luchamos por nosotras y por el resto de equipos del club. No queríamos llegar a esto, pero es que hemos llegado al límite. Estamos orgullosas de lo que estamos haciendo pensando en un futuro digno del Rayo Vallecano”. “A Martín Presa -presidente del club- le diría que nos tenga en consideración, que lo que hacemos es por el bien de todos y todas. No queremos ir en contra de él, pero no podíamos seguir trabajando en estas condiciones. Queremos un Rayo mejor porque el barrio se lo merece. Siento mucho este escudo y lo que queremos es que todos y todas podamos disfrutar de la franja, que es lo que más nos gusta”, significó.

 

Un caso único

Siguiendo con este tipo de cuestiones, David Aganzo informó que “desde que dio comienzo la pretemporada, estas futbolistas sólo se han podido hacer un test para detectar la Covid-19”, confirmando que “ellas no pueden aparcar en el parking de las instalaciones del club como hacen sus compañeros”, un detalle de sobra conocido. “La desigualdad queda patente con muchos detalles y es lo que denunciamos”, resumió.

“Una situación como la que está sufriendo el Rayo Vallecano no se da en ningún club de la Primera División”, sentenció Tania Tabanera.

“Estamos mal”, reconoció Pilar, porque “comenzamos la temporada con mucha ilusión, firmando nuestros contratos, pero el club no lo hizo, tampoco nos dio de alta en la Seguridad Social. Esperamos a que reaccionara, pero no ha sido así. Queremos que nos dejen de trabajar, pero no podemos aguantar más, debemos luchar por nuestros derechos laborales”. “Queremos volver a entrenar cuanto antes, pero no así. Puede suceder una catástrofe, una muerte súbita, que esperamos que no, pero pasa a veces…”, añadió, recalcando que “queremos representar al Rayo Vallecano de la mejor manera”.

Por su parte, María José López dejó claro que “puede haber consecuencias legales para el Rayo. ¿Qué pasa si se lesiona alguna? Es una falta de respeto… Nos preocupa mucho que alguna futbolista sufra una lesión incapacitante. Hemos aportado pruebas de no que no están dadas de alta en la Seguridad Social mientras están trabajando, lo que puede suponer una sanción administrativa. También puede ser penal por producirse un fraude a la Seguridad Social. Es una situación de fraude. El fútbol no puede quedarse fuera de las normas del derecho laboral”. “Por otra parte, todas las empresas tienen que someterse a un plan de igualdad y en este caso no se cumple”, añadió.

 

Compartir: