InicioAFELa plantilla del Lleida Esportiu valora ponerse en huelga

La plantilla del Lleida Esportiu valora ponerse en huelga

Rueda prensa Lleida Esportiu

La plantilla del Lleida Esportiu valora ponerse en huelga

Tras meses de promesas incumplidas, sufriendo impagos y trabajando con unos medios muy precarios, la plantilla del Lleida Esportiu ha decidido dar un paso al frente para denunciar su situación. De la mano, y junto a la Asociación de Futbolistas Españoles, la plantilla al completo ha comparecido en una rueda de prensa en la que ha denunciado las penurias que están padeciendo. El cuerpo técnico tampoco ha faltado a esta comparecencia, con Gabri, su entrenador y ex del Barcelona, a la cabeza, mostrando su total respaldo a los futbolistas.

En un céntrico hotel de Lleida, los futbolistas han explicado su situación, acompañados por Diego Rivas (secretario general de AFE) y Ángel Rodríguez (codirector de la asesoría jurídica de AFE).

Quim Araujo, capitán del equipo, ha ejercido como portavoz de sus compañeros leyendo un comunicado (documento adjunto al final) en el que se denuncian determinados hechos como impagos, precarios medios para trabajar o continuas promesas incumplidas por parte de los directivos.

También tomó la palabra el futbolista Abdoulaye Fall para denunciar la gravísima situación que está sufriendo. El senegalés leyó un comunicado con el fin de dar a conocer a la opinión pública la realidad de lo que ha vivido y está viviendo.

Seguridad Social
“Desde AFE vamos a dar nuestro apoyo, emocional y jurídico, al equipo, ya que la situación no es la ideal, no es acorde a su profesionalidad y al cariño que muestra al club y a la ciudad”, subrayó Diego Rivas. A la pregunta de cuándo se podría convocar huelga, dejó claro que “es un derecho fundamental de cualquier trabajador. Si persiste esta situación en el tiempo, se iniciarían los trámites, los jugadores marcarán los tiempos”.  Ángel Rodríguez, como codirector de la asesoría jurídica, explicó que “AFE da apoyo jurídico para defender a los futbolistas. Cada incumplimiento tiene su correspondiente reclamación y ya se están dando algunos pasos”.

“Ningún jugador ha faltado a su puesto de trabajo, así que el club debe cumplir igual que cumplen ellos como profesionales que son, y también me refiero al cuerpo técnico”, significó Diego Rivas, que dejó muy claro que “es surrealista, pero actuaremos donde debemos hacerlo” cuando en el transcurso de la rueda de prensa, el club hizo público que rescindía el contrato de Alejandro Forner ‘Colau’ por bajo rendimiento, una noticia que nadie del equipo conocía.

“Muchos jugadores y miembros del staff técnico no han recibido todavía una copia de sus contratos firmados por el club a pesar de las reiteradas peticiones, algo tan básico que constituye un derecho de cualquier trabajador”, denuncia el plantel, porque “el club se aprovechó de nuestra confianza e inocencia”.

Siguiendo con esta cuestión, la plantilla informó en su comunicado que “a la mayoría de jugadores se les indica en el contrato federativo que empiezan a trabajar el día 28 de agosto, entrando en vigor ese día, mientras que el contrato que realmente firmaron indicaba que el inicio era el 1 de agosto. En cuanto a los sueldos, en algunos casos no coinciden las cantidades entre contrato firmado inicialmente y el depositado en la RFEF”. “Además, hay algún jugador que no está ni dado de alta en la Seguridad Social”, añaden los futbolistas, que subrayan un dato muy grave y revelador: “Algún jugador está dado de alta como analista del club en lugar de como futbolista”.

Otro asunto que preocupa al grupo son los impagos esta temporada. “En todo este tiempo se ha utilizado una forma de pago que consideramos muy perjudicial para el funcionamiento del grupo, ya que han ingresado pequeñas cantidades a unos jugadores y a otros no. Algunos han recibido una mensualidad completa, otros han recibido un porcentaje elevado, otros han recibido sólo una parte de la mensualidad y algunos no han recibido ningún ingreso. La mayoría de los jugadores necesitan estos ingresos para poder subsistir”, enfatiza la plantilla.

Silencio institucional
“Sensación de abandono”, así definen su situación, “por las malas condiciones del césped del campo de entrenamiento, la escasez y el mal estado del poco material de entrenamiento que hay, así como del silencio institucional del club y de las personas que lo dirigen. La sensación es que no estamos arropados por el club, sin obtener explicaciones y con la incertidumbre del futuro de la entidad”.

Por ello, la plantilla avisa en su escrito: “Después de debatir la situación y haber dado los pasos que AFE nos indica, estamos valorando la posibilidad de iniciar los trámites para convocar una huelga próximamente para luchar por nuestros derechos y por un trato digno. Ni nosotros ni la ciudad de Lleida merecen la imagen que se está dando”.

En resumidas cuentas, denuncia la plantilla en su comunicado, “desde el inicio nos hemos sentido engañados por parte del club, que nos transmitió que la temporada iba a ser normal, prometiéndonos que este año todo iba a cambiar con respecto a lo acontecido los años anteriores y que los pagos serían puntuales desde el mes de septiembre. Tenemos la sensación de que se están riendo de nosotros”.

Ropa y comida
“Desde el pasado lunes se han hecho algunos pagos y así se hace más daño al equipo”, denunció Quim Araujo, porque “mientras algunos han percibido parte del segundo sueldo, otros no han cobrado el primero. Y aquí todos somos iguales, incluyendo al cuerpo técnico. Este tipo de hechos genera intranquilidad por ser discriminatorio. Necesitamos ver que se dan pasos con determinación, que podemos confiar en el club”, afirmó el capitán.

Tras leer Quim Araujo el comunicado de la plantilla, Abdoulaye Fall aclaró que “mi situación es muy precaria, y si no estoy ahora mismo en la indigencia, pero sí en la precariedad, es porque el dueño del piso no me ha echado por no pagarle el alquiler de los últimos meses, y porque tengo amigos en Lleida que me están ayudando, tanto en lo económico como en lo personal. Me están dejando dinero, me están comprando ropa y comida para la familia y me están ayudando en mi día a día. Quiero aprovechar esta ocasión para dar las gracias al Ajuntament de Lleida, por el asesoramiento y ayuda personal en cuestiones como los Servicios Sociales, y también a AFE por la ayuda en el ámbito profesional”, añadió.

Y, para finalizar, dio su opinión Gabri, entrenador del equipo. El ex del Barcelona resaltó que “estamos al lado de los jugadores. No hemos faltado a partidos, a entrenamientos, competimos lo mejor que podemos… Queremos que se busquen y encuentren soluciones”, informando sobre el equipo de trabajo que lidera que “de los seis que lo formamos, sólo dos han cobrado alguna mensualidad. En fin, estamos en una situación límite”.