InicioAFE“Intransigentes con el culpable, empatizar con la víctima”: así se desarrolló la jornada ‘Racismo en el fútbol’

“Intransigentes con el culpable, empatizar con la víctima”: así se desarrolló la jornada ‘Racismo en el fútbol’

“Intransigentes con el culpable, empatizar con la víctima”: así se desarrolló la jornada ‘Racismo en el fútbol’

Cuestión que mancha una cívica convivencia, que contamina a la sociedad, la Asociación de Futbolistas Españoles organizó la jornada ‘Racismo en el fútbol’, un foro de debate en el que personas de diferentes ámbitos analizaron una lacra que es necesario erradicar. Una jornada organizada por Fe Robles (responsable de Proyectos de AFE) y María José López (responsable de Integridad de AFE) en la que durante dos mesas redondas se reflexionó sobre el racismo en el ámbito del fútbol.

Como presidente de AFE, David Aganzo inauguró la jornada, subrayando que “cada día es más importante educar en valores fundamentales a las nuevas generaciones. Es necesario que desde una edad muy temprana se sepa cuál es el camino correcto. Una misión en la que nos debemos involucrar de manera conjunta, empezando por instituciones como AFE, que tiene tanto alcance y que representa a miles de futbolistas”.

El presidente de AFE ha explicado que “no podemos mirar hacia otro lado. Debemos ser proactivos, intentar atajar el problema antes de que se produzca, no cuando ya es tarde. Debemos ser firmes e implacables cuando se viva un episodio de racismo. Ser intransigentes ante aquellas personas que no quieren formar parte de una comunidad noble y con principios”.

“Nelson Mandela dijo que ‘nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su origen o su religión’. Pues eso, luchemos para no contaminar esas mentes inocentes”, enfatizó David Aganzo, que recalcó para acabar que “todos somos diferentes, cada persona es única, pero debe ser el respeto lo que nos convierta en iguales. Igualdad, una palabra que valoramos mucho en AFE y que debe ser un pilar esencial en nuestro día a día”.

La primera mesa, ‘¿Hay racismo en el fútbol? ¿Cómo se puede erradicar en los campos de fútbol?’, contó con la participación de Begoña Villarrubia Renom (periodista deportiva), Javier Durán González (sociólogo) y Raúl Martínez Corcuera (profesor /investigador).

Una cuestión transversal

Raúl Martínez reivindicó “el importante papel que deben desempeñar los medios de comunicación” contra los discursos de odio, incidiendo en que “hay una enorme multiplicidad de discursos racistas, no sólo uno”, denunciando que siempre se ponen muchas excusas, “tendemos a decir que ‘eso también pasa en otros sitios’, ‘son cosas del fútbol para molestar al rival’, ‘son una minoría que no representa a nuestra afición’, ‘es que nos estaba provocando’, etc. “Si conocemos a los culpables, ¿Por qué no desaparecen? ¿Por qué siguen ahí? Es evidente, además, que es una cuestión transversal en la que se deben implicar todas las partes”, reflexionó.

Jornada racismo AFE

Estima el profesor que “los futbolistas, en este caso, deben tener un importante liderazgo antes estas prácticas. Sensibilización y formación también son conceptos importantes a tener en cuenta. Y, por supuesto, aplicar la Ley de manera adecuada”. Y no tener miramientos a la hora de “cerrar una grada, un estadio completo, suspender un partido o sancionar a un club”.

“La proximidad emocional es básica para empatizar con la víctima”, destacó Javier Durán González, considerando fundamental “trabajar en el ámbito educativo. Quiero recordar que puede haber hasta una cuádruple discriminación, no sólo racial. Fomentar la igualdad y el respeto es clave”. Y dejó claro que “en un terreno de juego no sobra nadie”.

“El deporte es un gran ascensor social”, apuntó Javier Durán, poniendo como ejemplo el “extraordinario caso de los hermanos Williams, ídolos en Bilbao”, destacando que “hay escuelas de padres en muchos clubes que están haciendo un gran trabajo”. “Es muy importante la empatía, valorar las acciones ejemplares del rival. ¿Tan difícil es disfrutar del equipo al que te enfrentas?”, reflexionó. “Abrazar tras marcar un gol es uno de los mejores antídotos contra el racismo”, enfatizó.

Como periodista que sigue el fútbol femenino, Begoña Villarrubia Renom reconoció que “he visto similitudes entre racismo y machismo. Muchas futbolistas son objeto de insultos denigrantes, que desprenden odio hacia ellas. Sin olvidar que se ven episodios de racismo muy preocupantes; muchas veces se normaliza y eso no puede ser. En el fútbol no todo vale”.

La periodista incidió en la gravedad de que “muchos jóvenes protagonicen episodios de racismo, algo que no debe tener cabida en el fútbol, un ámbito en el que se deben transmitir buenos valores, porque gracias a ellos tiene la capacidad de cambiar la sociedad”. Y tampoco tiene dudas, “los medios deben denunciar. El trabajo que se realiza es insuficiente, porque existe la concepción de que todo vale. Resumiendo, tolerancia cero, el racismo debe ser erradicado de raíz”. “Se debe sancionar con severidad, ser más duros y contundentes; también tomar medidas con los padres llegado el caso. Y los futbolistas deben denunciar… Es una responsabilidad de todos”, sentenció.

Una asignatura pendiente

La segunda mesa, ‘Intervención y acciones contra el racismo en el fútbol’, fue protagonizada por Alberto Rodao (comandante de la Guardia Civil de la Sección de Operaciones del Estado Mayor) y Esteban Ibarra (Movimiento contra la intolerancia).

Recordando cómo en los años 80 y 90 irrumpieron grupos ultras en el mundo del fútbol, Esteban Ibarra considera que “se ha avanzado en concienciación”, apuntando que “en el fútbol, muchos grupos radicalizados arrastran a veces a miles de personas. El mundo del fútbol y la calle son vasos comunicantes”. También recordó el papel de los medios de comunicación, entendiendo que “se debía haber hecho pedagogía desde ellos”. Tiene claro que “hay una asignatura pendiente, que es conseguir una ley universal de protección a la víctima de odio. Debemos construir una sociedad basada en conceptos como respetar, aceptar, apreciar…”.

“Como bien dijo David Aganzo, hay que ser intransigentes” ante esta lacra social, recalcó Ibarra, considerando que “ha habido permisividad, por lo que considero básico la aplicación rigurosa de las leyes, tanto estatales como autonómicas, para evitar la impunidad de los culpables”.

Jornada racismo AFE

¿Cómo se enfoca desde la Guardia Civil este problema? Alberto Rodao explicó que en dos vertientes, “una, centrada en los autores del delito de odio, y otra, en la víctima”, señalando que “debe haber una intolerancia total ante acciones de este tipo”. Quiso poner en valor “acuerdos como el que tenemos con AFE, ya que no hay presencia de la Guardia Civil en muchos campos de fútbol”. “Si un futbolista se dirige a la asociación para denunciar un episodio racista, ahí estamos para ayudar, mostrarle las herramientas que tiene a su disposición”, añadió.

También destacó el comandante de la Guardia Civil que “creamos un grupo de trabajo para ver cómo mejorar el servicio a la víctima. Es muy importante la atención, la empatía, el tratamiento a esa víctima. Igual que los clubes deben concienciarse. Se ha avanzado mucho, pero todavía queda mucho camino por recorrer”.

Para cerrar esta jornada, María José López, a modo de conclusión, reivindicó “el papel y protagonismo del Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, que integre a todos los actores involucrados en el mundo del deporte porque no se pueden banalizar estos asuntos”, señalando “la educación” como pilar fundamental para erradicar este tipo de lacras que manchan al deporte. “AFE, organizando este tipo de jornadas, muestra su total compromiso para luchar contra la intolerancia, entendiendo que es un asunto que nos afecta a todos”, aludiendo para finalizar el respaldo y adhesión de nuestra asociación al ‘Plan de acción de la Unión Europea contra el racismo’.

Compartir: