Educa a un niño

La Asociación de Futbolistas Españoles estuvo involucrada en un importante proyecto apoyado por ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). El programa Educa un niño, impulsado por la fundación Education Above All (EAA), se puso en marcha en 2012 con el objetivo de facilitar el acceso a la educación primaria a miles de niñas y niños refugiados.

Nuestra asociación se involucró en esta solidaria iniciativa en la que todos los participantes ayudan, entre otras cuestiones, a la contratación de profesores, compra de libros de textos, uniformes, etc. También este proyecto tiene como pilar fundamental la rehabilitación y construcción de nuevas aulas para los pequeños.

Este proyecto llega a lugares como Uganda, Sudán del Sur, Chad, Sudán, Etiopía, Siria, Irán, Yemen, Kenia, Pakistán, Malasia y Ruanda.

Para estos niños y niñas, la educación es absolutamente fundamental, con el fin de adquirir una formación necesaria para su futuro, al igual que les ayuda a evadirse de su complicada vida en un campo de refugiados.

Gracias a la inestimable ayuda del colectivo de futbolistas, a través de AFE, se consiguió incrementar de manera notable la capacidad del sistema educativo, su equipamiento y calidad, también mejorar la formación del profesorado, eliminando las barreras que impiden a las niñas y niños refugiados asistir a clase.

Según un informe realizado por ACNUR, algo más de cuatro millones de niñas y niños refugiados no pueden acceder a un centro escolar. El estudio también incide en que la cifra de matriculaciones está por debajo del crecimiento del desplazamiento forzoso global. Por otra parte, destaca que sólo el 61% acude a la escuela primaria.

Además, el estudio subraya que solamente un tercio de los refugiados y refugiadas que acceden a la educación primaria, posteriormente se matriculan en la secundaria. Y, ya para terminar, este informe determina que sólo 1% llega a cursar estudios universitarios.

Vídeos disponibles

Vídeo Campaña
AFE – ACNUR

Vídeo Campaña AFE – ACNUR
Joan Capdevila y Jennifer Hermoso.