• +34 91 3143030
Logo

Noticias

¿En qué época del año se lesionan más los/las futbolistas?

Por Prof. Dr. Pedro Guillén, Clínica CEMTRO.

El fútbol es un deporte de desplazamientos, movimientos y contactos. El balón se pierde o gana en carrera llenas de aceleraciones que exigen y demandan esfuerzos bruscos, saltos, fintas, regates, blocajes, empujones y desmarques.

Estas acciones del futbolista se llevan a cabo siempre en un orden de movimiento, como recepción del balón, o conducción de la pelota o de golpeo al balón o remate de cabeza, o bien realizando una volea de frente. Todos estos gestos forzados del futbolista los realizan cientos de veces en los entrenamientos, lo que representa microtraumatismos, sobre todo en el tren inferior (tobillo, rodilla, musculatura de muslo y pierna) que serán causa de toda una patología osteoarticular-muscular crónica.

Pero estos esfuerzos en entrenamientos son mucho más exigentes durante la competición, ya que siempre tendrá a su alrededor un contrario para obstaculizar todas y cada una de las maniobras que realiza el futbolista, y este esfuerzo es continuo a lo largo de una temporada, lo que provoca cansancio y fatiga. El deportista de más talento deportivo o mejor técnica individual realiza movimientos mejor coordinados y sincronizados y se adaptará mejor a las grandes prestaciones sin lesión. Repetimos con frecuencia el siguiente axioma al futbolista: “Los accidentes se evitan con una condición física óptima y sin embargo la fatiga los favorece”.

El joven futbolista puede resistir mejor la fatiga, sobre más bases de trabajo físico-esencial, y por supuesto ser menos vulnerable a los traumatismos indirectos. Tras esta larga introducción y basándonos en ella, vamos a relatar en que época o espacio de la temporada se lesionan más los futbolistas.

Dividimos la temporada en fases:

Fase I.- pretemporada cada vez más corta.

Fase II.- o primera mitad de temporada que abarca de agosto a diciembre.

Fase III.- que se extiende de enero a junio o segunda mitad de la temporada.

Estas tres fases presentan lesiones diferentes sin descartar el choque fortuito que puede condicionar cualquier lesión.

Tras realizar una búsqueda bibliográfica y compararla con la amplia experiencia de nuestro equipo, las lesiones en el futbolista (mujer, hombre y futsal) son más frecuentes en la pretemporada o Fase I y en el principio de la Fase III.

La más común de las lesiones entre los futbolistas son las lesiones musculares y tendinosas (55%) de las extremidades inferiores o tren inferior y el uso excesivo fue la causa principal. Las lesiones musculares más graves fueron más comunes durante la competición que en el entrenamiento.

Es importante destacar que las lesiones músculo-tendinosas son causadas por un mecanismo intrínseco, mientras las lesiones articulares y óseas se producen debido a factores extrínsecos (contacto).

También es frecuente el esguince de tobillo en el fútbol, siendo más corriente en la competición; igualmente, el esguince de rodilla (ligamento lateral interno) lo vemos en las fases avanzadas de los partidos por esfuerzos no bien controlados y, sobre todo, por fatiga sobre todo. Las lesiones en competición son más frecuentes que en los entrenamientos y, además, de mayor gravedad en general.

Finalmente, nos interesa destacar que el fútbol de competición se ha endurecido y esto condiciona lesiones importantes. Ante ello, la mejor solución es castigar esta conducta mediante los árbitros.

Ahora, como hemos visto en el reciente Mundial de Rusia, en las prórrogas a algunos jugadores les costaba mantener el ritmo y cuando llega esa fatiga aparecen los movimientos incontrolados y se lesionan músculos y articulaciones, en especial el tobillo-rodilla.

Y, con todo, llega la gran incógnita. Según es el fútbol de hoy en día, con la presencia continua del contacto, ¿son tres días suficientes para recuperar al futbolista? Decididamente, la respuesta es "no" y se puede demostrar analizando el número de jugadores lesionados.

Artículo publicado en 'O11CE Metros'.

Patrocinadores