• +34 91 3143030
Logo

Noticias

Arranca Rusia 2018: cosas que (a lo mejor) no sabes de la historia de los mundiales

Se pone en marcha el Mundial de Rusia, con 32 selecciones en busca de cumplir un sueño. Empezando por España, una de las más firmes candidatas al triunfo final. La historia del evento deportivo más seguido en el planeta está aderezada por muchos y curiosos detalles. A continuación te detallamos algunas cuestiones que posiblemente no sabes de la historia de los mundiales.

El primer goleador.  Lucien Laurent marcó a los 19 minutos de juego contra México, el 13 de julio de 1930 en Uruguay. El resultado final del partido fue de 4-1 a favor de Francia. Sin embargo, no fue reconocido como primer goleador en la historia de la Copa del Mundo hasta 1990, cuando una investigación periodística lo reveló.

Jugador con más partidos. Lothar Matthaeus, con 25. El alemán participó en las ediciones de 1982, 1986, 1990, 1994 y 1998. También es el jugador con más mundiales jugados, cinco. Una cifra que también alcanzó el italiano Buffon.

Iker Casillas manda en España. Ha jugado un total de 17 partidos en la fase final de un Mundial. Sergio Ramos, con 13, le podría superar en el Mundial de Rusia.

Máximo goleador. Miroslav Klose (Alemania) llegó hasta los 16 goles tras disputar las ediciones de 2002, 2006, 2010 y 2014. La mejor cifra de goles en un solo campeonato la ostenta el francés Just Fontaine, con 13 tantos en el Mundial de Suecia 1958.

Villa, goleador de la Roja. El ‘Guaje’ es el máximo goleador de la selección española en los mundiales con 9 tantos (3 en 2006, 5 en 2010 y 1 en 2014).

Campeones. Brasil lidera la clasificación con cinco títulos (1958, 1962, 1970, 1994 y 2002). Alemania e Italia siguen a la ‘seleçao’ con cuatro entorchados cada una.

La mayor goleada. La protagonizó Hungría, con su victoria 10-1 ante El Salvador en la primera ronda del Mundial de España 1982. Precisamente, los húngaros también tienen la segunda mejor marca, un 9-0 ante Corea del Sur en la primera ronda de 1954. 

¿Y España? Goleada amarga. La mayor goleada de España en un partido del Mundial fue el 6-1 endosado a Bulgaria en el tercer partido de la fase de grupos de Francia 1998. Sin embargo, no valió para pasar a octavos.

Más participaciones. Brasil, con 20. Es la única selección que ha estado en todos los mundiales. Alemania e Italia llegan a las 18, y Argentina y México, a 15.

Más partidos. Alemania ha participado en dos campeonatos menos que Brasil pero suma más partidos: 106. Brasil ha jugado 104.

La primera  mascota. Un Mundial no sería lo mismo sin su mascota. La primera fue World Cup Willie, en el Mundial de Inglaterra de 1962. Naranjito, en España 1982, hizo historia.

El equipo con más tarjetas. Argentina lidera esta clasificación con 120 tarjetas: 112 amarillas y ocho rojas. 

Zidane, el más duro. Curiosamente, el francés es el jugador que más tarjetas ha visto, con un total de seis: cuatro amarillas y dos rojas en doce partidos. Jugó los mundiales de 1998, 2002 y 2006.

El primer partido que se decidió por penaltis. Fue el Francia-Alemania Federal de las semifinales del Mundial de España 1982. El encuentro concluyó con empate a uno y Alemania se llevó la eliminatoria desde los once metros.

Los cingo goles de  Salenko. El delantero ruso sigue siendo el máximo goleador en un solo partido. Marcó cinco tantos a Camerún en la fase de clasificación del Mundial de Estados Unidos 1994. El encuentro acabó 6-1 con victoria para Rusia. 

El gran Wilimowski. A muchos no le sonará su nombre, pero el polaco Ernest Wilimowski es el jugador con mejor promedio goleador en los mundiales. Jugó solo un encuentro y anotó cuatro goles ante Brasil en el Mundial de 1958. Su media… ¡cuatro goles por partido!

Whiteside gana a Pelé. Norman Whiteside (Irlanda del Norte) es el jugador más joven en jugar un Mundial. Lo hizo con 17 años y 1 mes. Fue en el Irlanda del Norte-Yugoslavia de España 1982. Pelé hizo lo propio con 17 años y 2 meses, en Suecia 1958.

El más veterano. Ese honor es para el colombiano Faryd Mondragón, que jugó su último partido de un Mundial, ante Japón en 2014, con 43 años y 3 días.

Un hueco para el colegiado John Langenus. Son los otros protagonistas de los mundiales. El belga Langenus fue el árbitro encargado de dirigir la primera final de un mundial: Uruguay- Argentina, en 1930.

Texto e infografía publicados en nuestra revista 'O11CE METROS'.

Patrocinadores