• +34 91 3143030
Logo

Noticias

La vida después de colgar las botas

La transición profesional es una etapa clave en la vida de un futbolista, y por ello deben estar preparados para ella desde el inicio de su carrera deportiva.

Rubén Sánchez Yepes comenzó a jugar al fútbol desde pequeño y desarrolló su carrera deportiva desde entonces hasta hace cinco años, cuando se retiró. Tras formarse en Estados Unidos como profesor de meditación trascendental, actualmente centra sus esfuerzos en “ayudar a los deportistas a eliminar su estrés y a aumentar su rendimiento”.

Genaro Sánchez Marchena fue futbolista en distintos equipos de la Tercera División española, al mismo tiempo que cursó sus estudios universitarios en educación física. A día de hoy está centrado en sacarse las oposiciones a Policía Nacional, aunque una vez lo consiga le gustaría formarse como entrenador porque, para él, los jugadores siempre van a seguir vinculados al fútbol: “Es como si nos buscase en cierto modo”.

Ambos participan en el programa de transición profesional de la Asociación de Futbolistas Españoles, AFE, y Lee Hecht Harrison (LHH), empresa líder en desarrollo del talento. El objetivo de esta iniciativa es ayudar a los futbolistas afiliados de cara a su entrada en el mercado laboral una vez finalizada su carrera deportiva, para que puedan embarcarse en nuevos proyectos profesionales vinculados a sus motivaciones y áreas de conocimiento, definiendo también posibles itinerarios de formación cuando sea necesario.

Rubén y Genaro siempre han tenido en mente la importancia de la formación académica y de estar preparados de cara a la transición profesional, ya que la carrera futbolística tiene una duración limitada y hay vida más allá de ella.

“Haber compaginado mi preparación académica con el fútbol ha hecho que la transición laboral fuese más llevadera a pesar de ser un cambio complicado”, aseguró Genaro, a quien el programa de LHH le resulta muy útil para aprender recursos de búsqueda de empleo, técnicas para las entrevistas, y cómo elaborar un buen CV.

Por su parte, el objetivo de Rubén es crear su propia empresa, y en este programa le darán las pautas de cómo hacerlo paso a paso. “Mucha gente tiene un concepto del futbolista específico, pero aquí nosotros tenemos que plantearnos qué cualidades tenemos, qué podemos aportar, y cómo debemos utilizar eso para construir una carrera profesional”, concluyó.

AFE quiere hacer hincapié en la importancia de que los futbolistas continúen con su formación académica mientras están en activo, y que estén preparados para la transición profesional, y por ello seguirá impulsando iniciativas como ésta.

Patrocinadores